Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:05
Autonomías > Castilla y León

"Tenemos que luchar contra el colectivo médico, con mucho prestigio social"

El presidente del Colegio de Enfermería lamenta la competencia del lobby médico, que impide avanzar en su profesión

Alfredo Escaja, presidente autonómico de los enfermeros de Castilla y León.
"Tenemos que luchar contra el colectivo médico, con mucho prestigio social"
Redacción
Viernes, 01 de diciembre de 2017, a las 14:30
La tradicional competencia entre médicos y enfermeros ha quedado evidenciada de nuevo tras las críticas del presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Enfermería de Castilla y León, Alfredo Escaja, hacia el "lobby" que ejercen los médicos en el sistema sanitario que, en su opinión, impide avanzar a su profesión. 

Escaja participó en un macro estudio de la profesión en la comunidad que fue presentado en Valladolid, donde declaró que "somos una profesión muy joven y con poco recorrido y tenemos que luchar contra el colectivo médico, con mucho prestigio social", según recoge La Opinión de Zamora

Además, el presidente autonómico lamentó que siempre que su profesión ha intentado mejorar su labor han chocado de frente con el "lobby" que ejercen los médicos, como ha ocurrido con la prescripción enfermera o la valoración de patologías de los pacientes. 

En el acto, tanto el presidente de los enfermeros autonómicos como la responsable del Colegio de Enfermería de Valladolid, Silvia Sáez, valoraron como "muy triste" la competencia existente entre ambos colectivos sanitarios. 

También el consejero

Precisamente este viernes el consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha asegurado que su departamento apuesta por el desarrollo profesional de la enfermería, aunque comparte que hay que aprovechar más a sus profesionales, algo que tratan de hacer en la estrategia de atención a crónicos.

Sáez Aguado, antes de la reunión del Observatorio de Agresiones a personal sanitario, se ha referido así al estudio presentado por el Consejo de Colegios de Enfermería de Castilla y León, del que se desprende que estos profesionales no se sienten valorados por la Administración, tienen problemas para conciliar, no ocupan puestos de responsabilidad o consideran que tienen un mayor peso las opiniones de los médicos que las suyas a la hora de negociar en torno al sistema.

En este contexto, el titular de Sanidad ha explicado que la enfermería es una profesión "autónoma", que considera que no debe mirarse en el "espejo" de los médicos sino trabajar de manera integrada, y uno de los objetivos de la Consejería es "impulsar" su desarrollo.

A este respecto, ha incidido en que Castilla y León fue la primera comunidad que ha formado a profesionales de enfermería en las seis especialidades que existen y ha creado plazas para especialistas en las plantillas, tras lo que ha añadido que hay muchos enfermeros con competencias "avanzadas".

Además, considera que las plantillas son adecuadas, ha señalado la ausencia de una reivindicación "demasiado evidente" en este sentido, una "buena señal", y ha recordado que se cuenta con una de las mejores ratio de enfermeras en Atención Primaria y se tiene una "buena dotación" en los hospitales.

Actividad investigadora

También ha destacado el trabajo de apoyo a la enfermería desde el punto de vista de la investigación, con once "intensificadas", es decir, que tienen un 50 por ciento de su jornada para esta labor, y el hecho de que se haya retomado la dinámica de oposiciones y concursos.

En cuanto al cambio de modelo que reclama el Consejo de Colegios, ha asegurado que estos son siempre "complicados", aunque ha explicado que "comparte" que hay que aprovechar más a los profesionales de enfermería y que así se intenta hacer en la estrategia a los crónicos porque tanto diagnóstico como cuidados son importantes, más con una población envejecida como en Castilla y León.

Por lo que se refiere a los puestos de dirección, el consejero ha rechazado que no sean ocupados por profesionales de enfermería más allá de jefaturas de servicio y ha cifrado en unos 40 los directivos de la sanidad pública de Castilla y León que tienen esta profesión.