Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:50
Autonomías > Cantabria

Sanidad no traslada a las dos pediatras de Valdecilla a centros de AP

La consejería rectifica y finalmente permitirá que las profesionales mantengan su puesto en el hospital

María Luisa Real, consejera de Sanidad de Cantabria.
Sanidad no traslada a las dos pediatras de Valdecilla a centros de AP
Redacción
Martes, 14 de noviembre de 2017, a las 11:00
La Consejería de Sanidad ha anunciado este martes que, a fin de evitar que se agrande el creciente conflicto entre los pediatras de los centros de salud, ha dado marcha atrás en su plan de trasladar a Atención Primaria a las dos profesionales del Hospital de Valdecilla que no estaban de acuerdo con la propuesta, tal y como informa El Diario Montañés.

Así, está previsto que este martes firmen su renovación con el Hospital de Valdecilla, después de que haya expirado la prórroga de 15 días que Sanidad había concedido para aprobar el plan de reorganización de profesionales. En este tiempo, el servicio de Pediatría ha tratado de negociar con la consejería la paralización de la medida.

Con este traslado, la Consejería de Sanidad pretendía iniciar la repoblación los centros de Atención Primaria de Cantabria, en un estado de severo déficit de pediatras  en los últimos meses. Una situación que ha derivado en una huelga cuya primera jornada de paros está convocada para el próximo 24 de noviembre.

Sin embargo, la medida adoptada por el departamento que dirige María Luisa Real generó rechazo desde el principio no sólo en las propias afectadas, sino también entre sus compañeros del centro de Valdecilla, que entendían el traslado como una renuncia a su desarrollo profesional, tanto por la pérdida que supone para el propio servicio de Pediatría como para algunos vinculados a éste, como el de Endocrinología o Neonatología.

El problema de los pediatras en Atención Primaria

Y es que incluso el propio servicio de Pediatría, dirigido por Lino Álvarez, solicitó a la consejería que diese marcha atrás, después de que sólo una de las tres profesionales a las que se les ofreció el traslado a Atención Primaria lo aceptó, especialmente porque mejoraba sus condiciones laborales.

En cambio, las dos restantes desestimaron la idea del traslado y, junto al resto de la plantilla de Pediatría, han defendido durante este tiempo su derecho a permanecer en el centro de Valdecilla.