22 feb 2019 | Actualizado: 13:30

Mejor remuneración y límite de pacientes, claves del acuerdo de AP cántabro

La Consejería de Sanidad de Cantabria llega a un principio de pacto con el colectivo médico de la región

Santiago Raba, miembro de la Junta Directiva de SEMG Cantabria y vicepresidente del sindicato médico.
Mejor remuneración y límite de pacientes, claves del acuerdo de AP cántabro
mar 12 febrero 2019. 13.30H
El Sindicato Médico de Cantabria (SMC) y el Servicio Cántabro de Salud (SCS) han llegado este martes a un principio de acuerdo por el que se paraliza la convocatoria de huelga entre el colectivo médico de la región. Este acuerdo consta de tres partes y, una de ellas, está dedicada a mejorar las condiciones laborales de los facultativos de Atención Primaria de la región, según lo han confirmado fuentes del sindicato.

El vicepresidente del sindicato y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) en Cantabria, Santiago Raba, explica a Redacción Médica en qué consisten estas mejoras para los profesionales de Atención Primaria. Para empezar, “a partir del 1 de mayo de 2020 se tendrá 35 horas semanales”.

Por otra parte, cuenta que la Administración tiene la potestad de “obligar” a hacer atención continuada (guardias) un día fijo a la semana. Con este acuerdo, se les da a los médicos la opción en la que, de forma voluntaria, pueden hacer esa atención continuada como prolongación de jornada, que se pagaría a 90 euros la primera y a 70 euros la segunda. La atención continuada se paga ahora a 25 euros.

Además, con esta fórmula, el límite de pacientes por hora es de diez. Raba añade que pueden renunciar a ello los facultativos mayores de 55 años o los que tengan hijos pequeños a su cargo, entre otras circunstancias.


Agenda de rebosamiento


Otra de las medidas que incluye el acuerdo para la Atención Primaria es que, de forma voluntaria también, los médicos pueden apuntarse en una bolsa de “agenda de rebosamiento”. En este caso se vería como máximo a 28 pacientes, salvo en dos circunstacias: en autocobertura y epidemia, casos en los que se vería a 35 pacientes máximo.

“Es una solución a la sobrecarga asistencial, en la que tenemos tiempo suficiente para ver a nuestros pacientes en nuestro horario habitual y es muy positiva para evitar la fuga de médicos”, manifiesta Santiago Raba. “Si la medida funciona, habrá un cambio sustancial en la carga de trabajo de los médicos”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.