Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Autonomías > Cantabria

El SCS refuerza la medicina familiar con 22 contratos de continuidad

Buscan tanto mejorar la calidad asistencial en Atención Primaria como las condiciones laborales de los profesionales

Julián Pérez Gil, gerente del SCS.
El SCS refuerza la medicina familiar con 22 contratos de continuidad
Redacción
Jueves, 12 de mayo de 2016, a las 17:10
La Gerencia de Atención Primaria del Servicio Cántabro de Salud ha adjudicado 22 de los 24 contratos de continuidad asistencial ofertados para médicos de familia con el fin de reforzar la plantilla y mejorar la calidad asistencial en los centros de salud.

Los dos nombramientos que han quedado sin cubrir se han debido a que la lista de continuidad disponible se ha agotado, según informa el Servicio Cántabro de Salud en un comunicado de prensa. La duración de estos contratos de continuidad es de seis meses, desde el 16 de mayo al 15 de noviembre, y se han cubierto mediante facultativos inscritos en la bolsa de trabajo de continuidad asistencial.

Las plazas ofertadas incluyen ocho Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP), en concreto los de Torrelavega, San Vicente de la Barquera, Gama, Alisal, Suances, El Astillero, Castro Sur y Buelna. Las 14 plazas restantes se encuadran en diversas zonas de salud.

Esta medida se pone en marcha tras el acuerdo alcanzado en febrero por la Mesa Sectorial de Sanidad para implantar una nueva modalidad de contratación en Atención Primaria: los contratos de continuidad. Estos garantizan la presencia de un profesional en un área determinada al menos durante seis meses (prorrogables), para atender de forma preferente las zonas de mayor carga asistencial.

El objetivo de los nombramientos de continuidad es dar estabilidad al personal eventual de las listas de contratación de Atención Primaria. Para ello se cambiarán progresivamente los contratos que tienen su origen en una sustitución por vacaciones o permisos, por contratos eventuales estables y con derechos para el personal contratado, además de asegurar de forma continua su alta en la seguridad social.

Junto con la posibilidad de permitir programar mejor las vacaciones y permisos de todo el personal, estos nombramientos servirán para reconocer al personal contratado derechos que hasta ahora no podía disponer por la brevedad de sus contratos, entre otros el derecho de disfrute de vacaciones o de los días por asuntos propios.