También la patología benigna de esta glándula puede empeorar la calidad de vida

Salud prostática frente al cáncer: cribado a partir de los 45 años
Manuel Rapariz, jefe del Servicio de Urología de Vithas Las Palmas.


15 sep 2021. 14.20H
SE LEE EN 3 minutos
Este miércoles 15 de septiembre se celebra el Día Europeo de la Salud Prostática.

El 22,7 por ciento de los hombres con patologías oncológicas en Canarias presenta cáncer de próstata, de acuerdo con las últimas estimaciones publicadas por el Registro Poblacional del Cáncer de Canarias.

Según este estudio, más de 6.500 hombres padece algún tipo de tumor en el Archipiélago y la neoplasia de próstata es el principal cáncer entre la población masculina de las Islas.

El cáncer de próstata es la enfermedad oncológica más frecuente entre los hombres y también supone la segunda causa de mortalidad por cáncer en varones a nivel nacional.

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) pronostica un incremento en el número de diagnósticos de esta patología en 2021, que alcanzará los 35.764 casos en todo el país. “Este tipo de neoplasia suele debutar en pacientes de avanzada edad, especialmente entre los 65 y 75 años. Es más, el 90 por ciento de los pacientes que presenta cáncer de próstata suele ser mayor de 65 años”, explica Manuel Rapariz, jefe del Servicio de Urología de Vithas Las Palmas.

Hiperplasia benigna de próstata


En cuanto a la patología benigna, “con el paso de los años y en especial a partir de los 50 años, la próstata —una pequeña glándula localizada debajo de la vejiga y delante del recto— suele ir aumentando su tamaño, lo que puede bloquear tanto la uretra como la vejiga; provocando al paciente dificultad al orinar e incluso interferir en sus relaciones sexuales”, señala el especialista.

Calidad de vida y próstata


“Todas las transformaciones que se producen en esta glándula conllevan alteraciones más o menos notables y, en el caso de la hiperplasia benigna de próstata, si produce una obstrucción miccional, conviene corregirla quirúrgicamente antes de los 80 años para favorecer a la calidad de vida del paciente”.

Chequeos urológicos anuales a partir de los 45 años como prevención


Sin embargo, los síntomas de la hiperplasia benigna y el cáncer de próstata pueden ser similares:

- disminución y/o dificultad al orinar

- aumento de la frecuencia miccional por la noche

- escozor durante la micción

De acuerdo con Rapariz, “la neoplasia prostática no suele presentar síntomas cuando se realiza un diagnóstico precoz”, de ahí que sea recomendable que los hombres acudan a revisiones urológicas y pruebas de cribado a partir de los 45 años, salvo en aquellos pacientes que tengan antecedentes familiares. En estos casos es recomendable que comiencen las revisiones a los 40 años”, insiste el urólogo de Vithas Las Palmas.

Gracias a los chequeos y cribados, la mayoría de los casos de neoplasias prostáticas se diagnostican en una fase localizada y tratable. “Es por eso que, en la primera revisión, se somete al paciente a un tacto rectal y a la prueba PSA (Prostate Specific Antigen)”, explica el especialista.

Posibilidades terapéuticas ante cáncer de próstata


En el caso de diagnosticar un cáncer de próstata existe un amplio abanico de posibilidades terapéuticas:

- vigilancia activa

- cirugía

- radioterapia

- supresión androgénica -reducción de los niveles te testosterona en el organismo mediante fármacos-. 

Estas modalidades terapéuticas no son excluyentes entre sí.  

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.