21 de mayo de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:20
Autonomías > Canarias

Baltar plantea un cambio en los incentivos por reducir listas de espera

El consejero cree que en vez de pagar por resolver el problema, habría que incentivar el cumplimiento de tiempos

El consejero de Sanidad de Canarias, José Manuel Baltar.
Baltar plantea un cambio en los incentivos por reducir listas de espera
Redacción
Lunes, 22 de enero de 2018, a las 13:40
El consejero de Sanidad de Canarias, José Manuel Baltar, ha abogado por cambiar los incentivos que se pagan al personal de la sanidad pública por un trabajos extras dedicados a bajar las listas de espera, las llamadas "peonadas", por otros que premien el cumplimiento de tiempos.

Baltar ha reflexionado sobre los sistemas de organización del trabajo en la sanidad pública, al preguntarse por qué en ocasiones se retribuye a los profesionales de la salud por el tiempo dedicado en su jornada y, en otras, por paciente atendido. Y desde ese planteamiento, se ha cuestionado si es mejor pagar horas extraordinarias para reducir la espera ya generada o premiar que el trabajo hecho en la jornada regular de los centros sanitarios contribuya a no seguir engrosando la nómina de pacientes en cola.

"Tenemos que ir avanzando en quitar el incentivo a la resolución del problema, el pago dedicado a quitarnos la lista de espera, para buscar en su lugar un pago del mismo nivel y energía por hacerlo en el tiempo y excelencia que se exigen habitualmente", ha manifestado. El consejero de Sanidad ha precisado que ello llevaría a "reorientar el objetivo" de ese tipo de complementos, para que en lugar de "pagar la resolución del error" recompensen "el éxito".

Reducción de listas de espera

En este mismo contexto, Baltar ha subrayado que los planes puestos en marcha en su departamento para reducir las listas de espera de la sanidad pública están funcionando, como muestran, ha recordado, el descenso del 16 por ciento en la demora quirúrgica que se ha conseguido durante 2017, el mayor logrado en Canarias desde 2003.

Baltar ha rechazado, asimismo, que las urgencias de los hospitales hayan estado "colapsadas", un término que abogado por desterrar, porque lo que se ha producido son "picos de asistencia" ante los que han respondido bien los planes de contingencia. "Podemos habernos equivocado en haberlos puesto en marcha 24 horas antes o después", ha añadido, pero han funcionado y han permitido que Canarias haya superado estas semanas situaciones como las de la oleada de casos de gripe mejor que otras autonomías.

Sí ha admitido que los hospitales tienen que mejorar en las condiciones en las que esperan los pacientes que se ven inmersos en esos momentos de gran afluencia de casos a Urgencias. El consejero ha defendido que no se puede diseñar la plantilla de un sistema sanitario a partir de los momentos de máxima demanda de asistencia, porque ello llevaría a "derrochar recursos en el 99 por ciento del tiempo restante", como existen esos picos en las urgencias.

Y también ha sugerido que es necesario plantearse crear equipos completos que se activen en ese tipo de situaciones.