Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00
Autonomías > Baleares

Son Espases bate el récord de trasplantes renales de este año

El hospital balear ha realizado 54 trasplantes en 2016, dos de ellos han procedido de donantes vivos

Gonzalo Gómez, jefe del Servicio de Nefrología de Son Espases.
Son Espases bate el récord de trasplantes renales de este año
Redacción
Lunes, 26 de diciembre de 2016, a las 19:30
El Hospital Universitario de Son Espases ha realizado un total de 54 trasplantes renales durante el año 2016, el mayor número jamás registrado por el centro. Dos de ellos han sido procedentes de donantes vivos.

Desde el Hospital explican que, además, gracias al programa de donación en asistolia controlada iniciado en abril de este año, se han podido trasplantar ocho riñones extraídos. Según destacan, la supervivencia de un riñón trasplantado es del 92 por ciento en el primer año y la media de tiempo de supervivencia se sitúa entre 12 y 14 años.

Cabe destacar que el trasplante de riñón es un tratamiento sustitutivo que se lleva a cabo cuando se sufre una insuficiencia renal avanzada, en la que los riñones no pueden depurar la sangre. Otros tratamientos alternativos son la diálisis peritoneal, que se hace a domicilio, y la hemodiálisis, que se aplica en un hospital.

Son Espases, como hospital de referencia de las Islas Baleares, es el único donde se pueden hacer trasplantes renales. Los pacientes que presentan una insuficiencia renal suelen ser diagnosticados en el hospital de su sector y derivados a Son Espases para hacerles las últimas exploraciones complementarias, confirmar el diagnóstico e incluirlos en la lista de espera para recibir un trasplante.

No obstante, si la donación es de un donante vivo el trasplante es inmediato, pero si se trata de un donante cadáver es necesario esperar hasta que haya un riñón compatible. En estos casos la media de tiempo de espera es de un año y medio. En el proceso de trasplante renal participan profesionales de diferentes especialidades médicas y quirúrgicas y personal de enfermería, y para que tenga éxito es imprescindible una buena coordinación entre todos, precisan.