26 de marzo de 2017 | Actualizado: Domingo a las 20:40
Autonomías > Baleares

Más de 3.600 extranjeros irregulares recuperan su tarjeta sanitaria

El documento para recibir asistencia sanitaria se diferencia de la tarjeta en el ámbito de cobertura

Patricia Gómez Picard, consellera de Salut de Islas Baleares.
Más de 3.600 extranjeros irregulares recuperan su tarjeta sanitaria
Redacción
Miércoles, 24 de agosto de 2016, a las 13:00
Un toral de 3.638 extranjeros en situación irregular y sin recursos han recuperado el derecho a recibir asistencia sanitaria, desde que en julio del año pasado, pocas semanas después de su toma de posesión, el Govern restableciera este derecho, que había eliminado el anterior ejecutivo del PP.

A través del documento que les garantiza los mismos derechos que cualquier residente de las Islas Baleares, han recuperado el derecho a la asistencia sanitaria 2.709 personas en Mallorca, 193 en Menorca, 669 en Ibiza y 67 en Formentera, según informa el Govern en un comunicado.

El documento tiene un formato prácticamente idéntico al de la tarjeta sanitaria; la única diferencia radica en el ámbito de cobertura, ya que el acceso de estos usuarios a la atención primaria, a la atención hospitalaria y a la prestación farmacéutica solo tiene validez en el territorio balear.

Procedimiento para adquirirlo

El Servicio de Salud recuerda que para obtener el documento que acredita este derecho, el interesado tiene que solicitarlo dirigiéndose a la unidad de admisión del centro de salud que le corresponda con una fotografía reciente de la cara en color y de tamaño carné.

El documento permite identificar a los usuarios dentro del sistema de salud y hacer un seguimiento de su historial y de su paso por diferentes centros sanitarios. Este documento solo tiene validez en las Islas Baleares.

Una vez tramitada la solicitud, la unidad de admisión revisa la documentación y comprueba que los datos identificativos sean correctos; seguidamente verifica si el interesado cumple los requisitos, averigua si dispone de asistencia sanitaria pública por alguna otra vía y finalmente examina los datos del nivel de renta que constan en la Agencia Tributaria.