Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:20
Autonomías > Baleares

El control de la facturación permite a Salud ingresar 25 millones

En concepto de atención sanitaria a extranjeros y facturas a terceros

El secretario general de Salud, Manuel Palomino.
El control de la facturación permite a Salud ingresar 25 millones
Martes, 27 de septiembre de 2016, a las 18:20
El Servicio de Salud de las Islas Baleares (IB-Salut) ha logrado que la facturación internacional y a terceros aumente hasta los 25.493.282 euros en los ochos primeros meses del año, un 32 por ciento más que en el mismo periodo de 2015.

Si desglosamos los datos, la mayor partida es de 13.793.395 euros, en concepto de atención sanitaria a turistas europeos con Tarjeta Sanitaria Europea. De esta forma, la facturación ha aumentado 2,2 millones de euros con respecto a las mismas cifras de 2015, o lo que es lo mismo, ha crecido un 19,24 por ciento.

La mayoría de los turistas atendidos proceden de Alemania (25,78 por ciento), Reino Unido (24 por ciento), Italia (15 por ciento) y Francia (5,43 por ciento), y muchas de las patologías tratadas son casos leves. Los datos proporcionados por Salud, que hacen referencia tanto a Atención Primaria como hospitalaria, revelan además que Baleares ha logrado facturar a las aseguradoras privadas 3.699.428 euros en este periodio, mientras que a las mutuas de accidentes laborales les pasó una factura de 1.523.350 euros.

En cuanto a los particulares no comunitarios -provienen en su mayoría de países del Este y Estados Unidos-  Salud logró embolsarse más de tres millones de euros. 

Una de las principales razones del incremento de la facturación se debe, según ha contado a Redacción Médica el secretario general de Salud, Manuel Palomino, a los traslados desde la privada, además del incremento de turistas, pero sin duda “el mayor control ejercido para hacer efectiva esta facturación en todos los centros sanitarios públicos” ha tenido mucho peso en el aumento del porcentaje. Palomino se refiere a ‘Facter’, “un sistema informático que permite mejorar la gestión de esa facturación internacional y a terceros”, cuya implantación  comenzó a principios de año, aunque aún no está plenamente integrado en el sistema de salud.