Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > Asturias

Las obras de ampliación del hospital Cabueñes arrancarán a mediados de 2018

Del Busto ha avanzado que esta construcción terminará en 2021 y contará con un presupuesto de 23 millones de euros

Francisco del Busto, consejero de Sanidad de Asturias.
Las obras de ampliación del hospital Cabueñes arrancarán a mediados de 2018
Redacción
Martes, 16 de mayo de 2017, a las 16:40
El consejero de Sanidad del Principado, Francisco del Busto, ha avanzado que las obras de la primera fase de ampliación del hospital de Cabueñes darán comienzo a mediados de 2018, teniendo como fecha de finalización 2021. Así lo ha indicado, en declaraciones a los medios de comunicación, tras la presentación a la Corporación gijonesa en el Ayuntamiento del Plan Director de la ampliación del hospital.

En este sentido, está previsto que se acabe de proyecto definitivo arquitectónico en noviembre de este año, para licitar las obras con un presupuesto 23 millones de euros, más otros nueve millones de euros de equipamiento. Una vez acabada esta primera fase, se empezará con la fase II, que implica la reforma integral el actual edificio. Del Busto, que ha destacado que este Plan Director es fruto también de la colaboración de más de 200 profesionales, ha recalcado que se quiere que sea un plan “vivo”, por lo que hay grupos de trabajo que quedarán operativos durante las fases arquitectónicas, para ir analizando cada una.

Distribución del nuevo edificio

El nuevo edificio, asimismo, contemplará las urgencias, las consultas externas quirúrgicas, 20 quirófanos que se habilitan, las unidades de cuidados críticos y de rehabilitación. A partir de ese momento, se empezará con el empalme con el hospital actual y se procederá a la demolición de la zona de Consultas Externas.

En cuanto al aparcamiento, ha indicado que se abordará en la fase dos. Según él, tanto aparcamiento en superficie puede no ser bueno para el futuro. En este sentido, y tras reconocer que hacen falta plazas de estacionamiento, se prevé construir en la segunda fase, junto a la nueva entrada al hospital que se va a habilitar, un aparcamiento en altura, aunque habrá que valorar aún cuántas plazas serán necesarias. El hospital, a este respecto, recuperará su antigua entrada antes de la última reforma del centro sanitario. Ha recalcado, sobre esto último, que lo que se va a hacer ahora es una remodelación integral que, en su mayor parte, tiene una antigüedad de casi 50 años.

El consejero también ha apuntado que volverán al hospital las consultas de especialidades que se habían enviado al conocido como ambulatorio de Pumarín, y también las de la Casa del Mar. Permanecerán como hasta ahora, en principio, las del ambulatorio de Puerta La Villa, que no se tiene intención de mover al estar en el centro de la ciudad. Con esto se pretende que el hospital de Cabueñes sea "autosuficiente", según Del Busto, en lo que tiene que ver con su futura cirugía, sus futuras consultas externas o reanimación.

Mejora en las conexiones

Asimismo, ha remarcado que Cabueñes es también un hospital docente e investigador, a lo que ha sumado que está en el entorno de la Milla del Conocimiento. Es por ello, que será un espacio de intenso desarrollo económico en Asturias, con lo que habrá que mejorar las conexiones con la autopista, como es a través de Deva.

Respecto a la segunda fase, que se iniciará en 2021 o 2022, ha reiterado que habrá que demoler un edificio y reformar cada una de las plantas, y eso atendiendo a los pacientes. Para esto, habrá que ir cerrando planta por planta, lo que alarga los plazos, según él. También ha señalado que el proyecto contempla la ampliación de muchas más plazas de camas. Sobre esta cuestión, ha apuntado que se quiere que Cabueñes sea un hospital "lo más amable posible", con circuitos los más rápidos posibles y la atención al paciente lo mejor en cuanto a consultas de alta resolución.

Esto último lleva a menos necesidad de camas, aunque estas se ampliarán por la dimensión del hospital y de la población estimada. El nuevo hospital, además, tendrá en cuenta medidas de eficiencia energética, como pueda ser relativas a la climatización o recogida de aguas pluviales.

En concreto, el nuevo edificio contará con un quirófano híbrido, cuatro integrados, uno para obstetricia y ginecología y otros 14 convencionales. En total, son cuatro más que ahora, pese a que en un primer momento solo se utilizarán 12, con dos espacios de reserva para ampliaciones posteriores. Además, habrá otros cuatro quirófanos para cirugía menor, dos más de los actuales. Allí también se ubicarán las 32 unidades de recuperación postanestésica (Urpas), con capacidad para 32 pacientes, el doble que ahora; diez boxes de la unidad de cuidados críticos postquirúrgicos -dos de aislamiento-, y los 35 puestos de la unidad de cirugía sin ingreso: 25 camas y 10 sillones.
 
La unidad de cuidados intensivos también mejorará con más puestos, luz directa del exterior y un diseño más funcional y moderno. En cuanto al área de urgencias, dispondrá de un circuito específico y diferenciado del resto. La zona contará con dos salas de triaje, 40 boxes -de los que uno será de aislamiento-, y 17 sillones, además de una zona de observación para un máximo de 30 pacientes, dos consultas de especialidades, tres de traumatología, y dos salas destinadas a la exploración ginecológica. Las urgencias generales estarán separadas de las de pediatría, donde se ubicará una sala de triaje, tres de consultas, un box para pacientes críticos y cuatro de observación, una sala de aislamiento y otra de nebulizaciones.