Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 11:15
Autonomías > Asturias

Asturias forma a sus mandos intermedios para reducir los choques laborales

El Servicio de Salud de Asturias detecta agresividad verbal por parte de sus mandos intermedios

José Ramón Riera, gerente del Sespa.
Asturias forma a sus mandos intermedios para reducir los choques laborales
Redacción
Lunes, 27 de noviembre de 2017, a las 20:50
El gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), José Ramón Riera, ha mostrado su preocupación por los choques laborales que han detectado entre los mandos intermedios sanitarios de la comunidad y sus subordinados: "El trato en los mandos intermedios, la manera de dirigirse, las expresiones, la agresividad verbal... ocasiona un grado importante de conflictividad laboral donde uno menos se lo espera".

Riera ha señalado que desde el Sespa están intentando atajar este problema a base de "formación importante" para todos los mandos intermedios.

En la comisión parlamentaria de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA), donde ha comparecido acompañado del consejero asturiano del ramo Francisco del Busto, ha querido matizar que la conflictividad laboral no es un problema generalizado en su sistema sanitario. Sin embargo, sí ha admitido la existencia de varios casos en el ámbito de la microgestión de los centros.

Como ejemplo, ha puesto el caso de trabajadores que van a pedir un permiso para conciliar su vida laboral y personal y resulta denegado. "Ahí es donde se origina una conflictividad que puede ir creciendo y ocasionar problemas en el equipo", ha apuntado.

En la comisión parlamentaria también ha sido preguntado por el sistema de control de horarios de los trabajadores sanitarios de Asturias. El gerente del Sespa ha insistido en que existe un control riguroso de los horarios.

Por su parte, los diputados de Podemos le han transmitido la necesidad de incorporar más profesionales médicos. Riera ha respondido que él también es partidario de introducir más personas en la plantilla médica aunque ha advertido que “tener es muy malo y tener una plantilla excesiva es peor”.

Las palabras del responsable del Sespa han sido criticadas desde Izquierda Unida por Marta Pulgar, quien ha criticado la gestión autoritaria y la improvisación del departamento: "Da la sensación de que ni el Sespa ni la Consejería tienen un plan; que solo sirve la gestión personalista del jefecillo de turno".

Ciudadanos se ha unido a las críticas de la oposición haciendo hincapié en la necesidad de que el sistema sea financieramente sostenible. Además ha mostrado su descontento con el sistema dual que muestra la sanidad asturiana, “con unos trabajadores a costa de la precariedad de otros”.