Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:00
Autonomías > Aragón

Sanidad firma con los profesionales los contratos de gestión

Por primera vez se han sumado al acuerdo responsables de Enfermería

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ha presidido la reunión.
Sanidad firma con los profesionales los contratos de gestión
Redacción
Lunes, 11 de abril de 2016, a las 16:10
El consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, el gerente del sector II, José Manuel Aldámiz, además de las direcciones médicas y de enfermería de Atención Primaria y Especializada, han firmado este lunes los contratos de gestión que corresponden a este sector, que ponen las necesidades del paciente en el centro del sistema e incluyen también el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.

Por primera vez participan en la firma de estos documentos las direcciones de Enfermería, en línea con la estrategia del Departamento de reforzar su papel en el sistema sanitario, ha explicado el Ejecutivo aragonés en una nota de prensa.
Esta firma es la primera de las que se rubricarán a lo largo del mes de abril con todos los sectores sanitarios y que suponen un cambio en la filosofía tradicional de estos documentos, que ahora se orientan a las necesidades del paciente como centro del sistema.

El contrato programa es la herramienta con la que se facilita la cohesión y la coordinación entre la Dirección General de Asistencia Sanitaria, el SALUD y la Consejería por un lado; y los equipos directivos de Atención Primaria y Especializada, por otro.

De este modo, este contrato prima la visión desde el proceso, buscando la continuidad desde el punto de vista organizativo y de la gestión de los cuidados, con un especial hincapié en el papel de la enfermería como garante y depositaria de los cuidados.

Asimismo, se incorporan aspectos de formación, innovación e investigación como elementos nucleares de mejora continua y de motivación de los profesionales, añadiendo más valor al sistema de provisión sanitaria.

En el documento se trabaja también en la atención a tiempo, prestando especial cuidado a las necesidades en diagnóstico, manteniéndose lo establecido en el decreto de garantías. También la participación pasa a ser elemento nuclear, con los Consejos de Salud de Zona como protagonistas.