Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:10
Autonomías > Aragón

Implantado el primer desfibrilador subcutáneo compatible con resonancias

El Miguel Servet es el primer hospital en realizarlo en Aragón, gracias a las avanzadas técnicas con las que cuenta

El equipo de la Unidad de Electrofisiología y Arritmias del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
Implantado el primer desfibrilador subcutáneo compatible con resonancias
Redacción
Sábado, 07 de mayo de 2016, a las 12:25
Cardiólogos de la Unidad de Arritmias del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza han realizado la primera intervención en Aragón para implantar un desfibrilador totalmente subcutáneo de compatibilidad avanzada con técnicas diagnósticas por imagen de resonancia magnética.

El hospital, puntero en este tipo de tratamiento, ya aplicaba esta tecnología pero la novedad ahora es que el dispositivo permite que el paciente pueda ser sometido a estudios de resonancia magnética. Ello supone un importante avance para el diagnóstico de posibles enfermedades graves.

El primer implante realizado en el Servet con este modelo de compatibilidad avanzada ha sido a un mecánico de 61 años y tuvo lugar el pasado viernes 30 de abril. El paciente sufría una miocardiopatía que implica alto riesgo de sufrir arritmias malignas, además de otras patologías cuyo control previsiblemente requiera realización de resonancias en el futuro. Esto cobra especial relevancia ya que hasta hace poco se excluía a los pacientes con desfibrilador subcutáneo de los escáneres de resonancia magnética debido a que los fuertes campos magnéticos y las ondas de radio podían tener una influencia negativa en sus dispositivos.

La intervención fue realizada por Naiara Calvo y Teresa Olóriz, de la Unidad de Arritmias. Calvo realizó el primer implante de un desfibrilador subcutáneo en España hace cuatro años, pero entonces la tecnología no permitía realizar resonancias. Nuestro paciente es mecánico y un desfibrilador subcutáneo –y por tanto extravascular- como éste permite movimientos libres de brazos sin riesgo que estos actos reiterativos puedan alterar la integridad de los electrodos como sucede en los desfibriladores convencionales.

Antonio Asso, jefe de la Unidad de Electrofisiología y Arritmias del hospital, explica que “el uso de la resonancia magnética cardiaca está creciendo y tiene muchas indicaciones para orientar distintas intervenciones que un paciente con arritmias puede necesitar en el futuro”. La población de pacientes que necesitan un dispositivo cardiaco está aumentando cada año entre el 10 y el 15 por ciento. De éstos, se estima que entre el 50 y el 70 por ciento deberá realizarse una resonancia magnética a lo largo de su vida. Esta nueva prueba por imagen sirve para obtener información en el diagnóstico de tumores, accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades relacionadas con los tejidos blandos.

El nuevo desfibrilador subcutáneo es una versión mejorada de una primera generación, con un tamaño más reducido, un aspecto importante porque mejora la comodidad del paciente y al mismo tiempo logra resultados estéticos óptimos, y con una batería empleada de mayor longevidad, reduciendo la necesidad de recambio y minimizando así la exposición del paciente a intervenciones quirúrgicas futuras, suponiendo además un coste menor a medio-largo plazo para el sistema sanitario.