18 de junio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 20:20
Autonomías > Aragón

El Miguel Servet estrena Unidad de Hemodiálisis para 12.000 sesiones al año

Está preparada para dar tratamiento a 80 pacientes crónicos externos a lo largo del año

El gerente del servicio aragonés de salud, el presidente de la comunidad autónoma y el consejero de Sanidad junto al equipo de la nueva Unidad de Hemodiálisis.
El Miguel Servet estrena Unidad de Hemodiálisis para 12.000 sesiones al año
Redacción
Viernes, 16 de febrero de 2018, a las 14:10
El Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza ha reformado un área de 450 metros cuadrados de la planta baja para acoger la nueva Unidad de Hemodiálisis, que dispondrá de dos secciones con 12 sillones y cuatro camas para administrar las casi 12.000 sesiones de tratamiento que reciben entre 70 y 80 pacientes crónicos externos a lo largo de cada año.

La recién creada Unidad ofrece más confort a los enfermos, pero también más seguridad, con una nueva instalación del circuito de agua -se necesita el uso de agua ultrapura y tratamientos especiales de las soluciones de diálisis-, y la informatización del área. Además, toda la tecnología queda empotrada, lo que aporta valor en diseño y en seguridad.  

Está previsto que a partir de la próxima semana se administren los tratamientos ya en esta nueva zona situada en la planta baja del Hospital de Traumatología, justo al lado del área de Cirugía Sin Ingreso. El acceso será por la entrada de Traumatología, en lugar de por el Hospital General (Isabel La Católica) como hasta ahora.

630 ingresos hospitalarios en 2017

La remodelación, cuyo coste ha ascendido a 390.000 euros, responde también a una reivindicación por parte de sanitarios y pacientes, que solicitaban un área más cómoda para la atención a estos enfermos crónicos externos que deben acudir tres días a la semana durante todo el año y cuyas sesiones (hay tres turnos) se prolongan durante cuatro horas de media.

El Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Miguel Servet atendió en 2017 más de 630 ingresos hospitalarios y casi 12.600 consultas externas. Dispone de una planta de hospitalización; una Unidad de Hemodiálisis para la atención del enfermo crónico externo; otra de hemodiálisis destinada al paciente crónico que requiere ser hospitalizado; una tercera Unidad donde se atiende a los pacientes que reciben a la terapia de Diálisis domiciliaria (diálisis peritoneal y, en mucha menor medida, hemodiálisis domiciliaria) y la sección de trasplante renal, tanto de órganos procedentes de donantes vivos como cadáver.

A todo ello se suma la consulta de Enfermedad Renal Crónica Avanzada (ERCA). Los especialistas en Nefrología alertan del aumento de las enfermedades renales como consecuencia de los malos hábitos de vida (obesidad, sedentarismo, estrés…) que ocasionan hipertensión o diabetes, factores de riesgo clave en la aparición de la insuficiencia renal.

Se estima que un tratamiento de hemodiálisis al año supone un coste de 48.000 euros. Esta cifra baja a los 32.000 en el caso de la diálisis domiciliaria. Cuando alguno de estos enfermos puede recibir un trasplante renal, el coste del primer año es similar al de hemodiálisis, pero en los años sucesivos baja a 6.000 euros.