Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > Aragón

Celaya quiere retrasar la jubilación de los médicos aragoneses

El consejero de Salud ha explicado que la falta de especialistas hace que se plantee aumentar la edad a los 67 años

Sebastián Celaya, consejero de Salud aragonés.
Celaya quiere retrasar la jubilación de los médicos aragoneses
Redacción
Miércoles, 25 de enero de 2017, a las 12:00
Sebastián Celaya, consejero de Salud de Aragón, ha confesado que “ha pedido al gobierno que me permitan prolongar la edad de jubilación a los 67 años” porque “faltan especialistas”. Esta petición se debe a la “expulsión brusca que hubo en 2013 de un gran número de especialistas”, que según el consejero dejó un gran número de vacantes sin cubrir.

En una entrevista en Aragón Radio, Celaya ha asegurado que existen “verdaderos problemas para cubrir las vacantes que existen en el sistema sanitario”. Por eso cree que su propuesta es una medida “necesaria” para cubrir plazas que se quedan vacantes.

Sebastián Celaya también ha querido subrayar el problema que existe en Aragón relación al aprovisionamiento de plazas en hospitales periféricos. “Nosotros estamos intentando crear una bolsa única de interinos para que no sea cada hospital el que trate de resolver su situación de forma individual, sino que sea un proceso centralizado. De esta forma se va a producir ya la incorporación de las personas que ha pedido el traslado, y se empezará a llamar a la lista de interinos que se ha creado para que vayan eligiendo las plazas y lo normal es que se cubran todas las vacantes. No creo que nadie quiera quedarse sin trabajo”, ha asegurado el consejero.

También ha aprovechado esta entrevista para anunciar que la situación en las urgencias provocada por la epidemia de gripe sigue sin estar normalizada.  El consejero afirma que le gustaría disponer de más camas para reducir la presión para las urgencias pero es consciente de que “con la situación presupuestaria que tenemos es impensable construir más hospitales o disponer de más camas”.  En esta línea el consejero critica que “hay gente que puede utilizar de forma inadecuada el servicio de urgencias”, porque “en el momento de recibir la atención no hay que pagar nada”.