Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > Aragón

"Hay que cocinar bien las verduras para disfrutar de sus nutrientes"

HLA Clínica Montpellier organiza un programa formativo para explicar los beneficios de una alimentación rica en verduras

De izquierda a derecha, Alfredo Pérez Lambán, Rocío Mateo y Ricardo Gil.
"Hay que cocinar bien las verduras para disfrutar de sus nutrientes"
Redacción
Jueves, 25 de mayo de 2017, a las 10:40
El pasado Martes 23 de Mayo, tuvo lugar la cuarta conferencia del ciclo “A comer bien nos apuntamos” un programa divulgativo sobre alimentación desarrollado por HLA Clínica Montpellier y organizado en colaboración con Obra Social Ibercaja.

Fue Alfredo Pérez Lambán, director de HLA Clínica montpellier, quién dio comienzo haciendo una breve introducción sobre las verduras, frutas, hortalizas y su importancia en una dieta sana. Además, también quiso recalcar el valor que aporta este ciclo, que con ciencia y rigor, acerca la cultura de comer bien a todos a través de la educación en Salud.

Ricardo Gil, por su parte, introdujo la sesión, haciendo referencia a la maravilla de huertas que tienen Navarra y Aragón y cómo, ya desde su abuela y por tradición familiar se fue especializando en el mimo y trabajo con estos productos privilegiados. Tampoco paso por alto los pasos necesarios para la cocción de las verduras y hortalizas y las diferentes maneras que se pueden utilizar para ello, “las verduras nos hablan”, dijo, y nos dicen si las tratamos bien o mal ( color, textura, sabor, etc.)

“A la hora de cocinar las verduras tenemos varias opciones, pero también podemos tomarlas crudas ya que son muy nutritivas”, señaló.

El ponente también apuntó que hay que educar a los niños en la sociedad de la comida rápida para que coman más verduras y hortalizas. “Cuesta muy poco enseñar a los niños a rebozar calabacín, y para ellos será divertido a la vez que saludable”, remarcó.

Valor nutricional

El evento siguió con la ponencia de Rocío Mateo Gallego. En ella trató aspectos como el valor nutricional de las verduras y su contenido en calorías muy bajo (<50 kcal/100g).

Mateo no pasó por alto la excepción de la patata, la cual tiene una composición nutricional diferente al resto de verduras y hortalizas, más similar a féculas como el pan.

También quiso destacar que para evitar que las verduras y las hortalizas pierdan los nutrientes al conservarlas, no hay que dejarlas en remojo más de 10 minutos. Mateo apuntó que “hay que evitar las altas temperaturas en el cocinado”. Otros de sus consejos fueron utilizar el mínimo de agua posible y echar las verduras cuando el agua ya estuviese caliente para ello.

Rocío Mateo habló del metaanálisis que recoge los principales estudios realizados sobre el efecto del consumo de diferentes alimentos sobre la mortalidad por enfermedades cardíacas y diabetes en Estados Unidos. En él se destaca que el consumo de verduras previene en 5 por ciento la aparición de enfermedad coronaria y en un 6 por ciento el ictus. Destacando también que el consumo de verduras de hoja verde previene en un 25 por ciento la aparición de la diabetes.

Pocas calorías

Para terminar su ponencia, Mateo abló sobre las frutas, y su bajo contenido en calorías (40 kcal/100g). En general las frutas tienen un contenido en grasa muy bajo pero también existen excepciones como el coco, el cual contiene ácidos grasos saturados.

Mateo no pasó por alto el componente principal de las frutas, el agua, principal fuente de hidratación y el contenido de hasta 96 por ciento en frutas como la sandía.

Puso en relieve de nuevo el metaanálisis que recoge los principales estudios realizados sobre el efecto del consumo de frutas sobre el peso y la adiposidad corporal. En el cual destacó que “el consumo de frutas previene en un 6 por ciento la aparición de enfermedad coronaria y diabetes; y en un 18 por ciento la de ictus”.

Tras sus palabras, se dio un turno de preguntas con el que se finalizó el evento.