16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Salud reduce en 3 años hasta un 17% el uso de antibióticos

Marina Álvarez destaca la importancia del programa Pirasoa para hacer frente a la resistencia bacteriana

Marina Álvarez, consejera de Salud de Andalucía.
Salud reduce en 3 años hasta un 17% el uso de antibióticos
lun 06 noviembre 2017. 12.55H
Redacción
Andalucía ha logrado reducir un 17% el uso de antibióticos en centros de salud y un 15,8% en hospitales, desde la implantación en 2014 del Programa Integral de Prevención, Control de las Infecciones relacionadas con la Asistencia Sanitaria y uso apropiado de los Antimicrobianos (Pirasoa). Así lo ha dado a conocer este lunes la consejera de Salud, Marina Álvarez, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por el impulsor y coordinador de este programa, José Miguel Cisneros, y los presidentes de los consejos andaluces de los colegios oficiales de Médicos, Farmacéuticos y Dentistas, Juan Antonio Repetto, Antonio Mingorance y Luis Cáceres, respectivamente.

Según la titular de Salud, iniciativas como el Programa PIRASOA son "de especial relevancia, sobre todo teniendo en cuenta que España es el país con mayor consumo de antibióticos en el mundo y uno de los primeros en número de infecciones causadas por bacterias resistentes, dos elementos estrechamente relacionados que condicionan el éxito del tratamiento necesario para los pacientes".

Con el Programa PIRASOA, según la consejera, se ha "conseguido tanto reducir el uso de antibióticos en los centros de salud y hospitales andaluces, como también contener el incremento de infecciones por bacterias multirresistentes dentro y fuera del hospital, con la implicación del equipo del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía (SVEA)".

Para Álvarez, "la reducción del consumo refleja una optimización del tratamiento antibiótico, que ha venido acompañada de la mejora en el perfil de prescripción que se realiza. Así, los profesionales están prescribiendo menos antimicrobianos con mayor impacto ecológico y considerados 'estratégicos' y están eligiendo otros más eficaces y de menor impacto ecológico"-

Asimismo, "el uso racional de este grupo de fármacos en los centros de salud y hospitales supone también una medida de ahorro, eficiencia y sostenibilidad, pues ha contribuido a la reducción del gasto en 7,8 millones de euros en los últimos cuatro años. Concretamente, ha supuesto una reducción de 5,1 millones de euros en atención primaria y de 2,7 millones de euros en hospitales", según Álvarez.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.