25 de mayo de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Autonomías > Andalucía

Premian al Puerta del Mar por su terapia innovadora en patologías cutáneas

La AEDV destaca el empleo de toxina botulínica sobre las lesiones producidas por la enfermedad de Darier vegetante

Hay escasez de casos existentes en la literatura científica.
Premian al Puerta del Mar por su terapia innovadora en patologías cutáneas
Redacción
Lunes, 09 de abril de 2018, a las 18:30
La Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Dermatología del Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz ha recibido un premio en la última reunión anual de la sección andaluza de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) por la comunicación 'Remisión persistente de enfermedad de Darier vegetante tratada con toxina botulínica'. Lo ha hecho en la categoría 'perla dermatológica', en referencia a tratamientos novedosos e innovadores.

Este trabajo ha sido presentado por los miembros de la Unidad Sandra Valenzuela Ubiña, Lidia Ossorio García, Cristina Collantes Rodríguez, Isabel Villegas Romero, David Jiménez Gallo y su director, Mario Linares Barrios.

Según han explicado desde el Hospital a Europa Press, la enfermedad de Darier es un trastorno de la queratinización de la piel debido a una mutación que se hereda de forma autosómica dominante. La clínica suele consistir en pápulas (lesiones sobreelevadas) de color amarillento-parduzcas, hiperqueratósicas, que pueden agruparse formando placas de mayor tamaño y se localizan generalmente en áreas seborreicas (cuero cabelludo, frente, parte superior de tórax y espalda) y en los pliegues.

Además, con frecuencia provocan intenso picor, pudiendo acompañarse de dolor en aquellos casos en que se producen erosiones y fisuras (especialmente en zonas de pliegues) y entre las principales complicaciones que pueden aparecer están las sobreinfecciones (tanto bacterianas como fúngicas), provocando la maceración de dichas placas, con el consiguiente dolor y mal olor.

Un reto terapéutico

Entre la variedad de opciones terapéuticas para esta enfermedad se encuentran antibióticos, antifúngicos, corticoides o ciclosporina. No obstante, pese al amplio arsenal de tratamientos disponibles, existen casos refractarios a todos ellos en los cuales alcanzar la remisión de las lesiones se convierte en un reto terapéutico.

El empleo de toxina botulínica sobre las lesiones ha demostrado ser un tratamiento exitoso para alcanzar la remisión en aquellos pacientes que no responden a otros fármacos, han indicado desde el Puerta del Mar, que han explicado que su efectividad radica en el hecho de disminuir la hipersudoración que suele asociarse a estos casos (especialmente en zonas de pliegues), evitando así la maceración y sobreinfección de las lesiones, favoreciendo su resolución.

Así, el empleo de toxina botulínica por parte de la UGC de Dermatología del Hospital Puerta del Mar no sólo ha demostrado ser un tratamiento exitoso para la enfermedad de Darier, sino que, además, destaca por su innovación, dada la escasez de casos existentes en la literatura científica.
.