Redacción Médica
20 de agosto de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Autonomías > Andalucía

Nace un nuevo contrato para que el médico compagine asistencia y docencia

Esta iniciativa tiene como objetivo solucionar la falta de profesorado en las facultades de Medicina

La consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad, Lina Gálvez.
Nace un nuevo contrato para que el médico compagine asistencia y docencia
Redacción
Jueves, 19 de julio de 2018, a las 16:05
La Junta de Andalucía pondrá en marcha un nuevo contrato destinado a personal licenciado en Medicina, que tengan finalizada o avanzada su tesis doctoral y que les permitirá combinar actividad clínica, investigadora y docente.

La consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad, Lina Gálvez, ha explicado en el Parlamento, que el objetivo de esta medida es "solucionar el gravísimo problema de falta de profesorado en las facultades de Medicina, provocado por la tasa de reposición y los cambios en los sistemas de acreditación que se han producido en España en los últimos años".

Esta situación " está poniendo en riesgo la docencia para las nuevas generaciones de profesionales médicos", ha señalado Gálvez. Para resolver de manera estable esta situación, el Gobierno Andaluz y las universidades van a desarrollar un programa "pionero" que proporcionará "los méritos necesarios para que puedan acreditarse como Profesorado Contratado Doctor, vinculado al Sistema Sanitario Público Andaluz".

Iniciativa 'María Castellano'


La iniciativa, que recibe el nombre de la primera catedrática en España de una facultad de Medicina, María Castellano, va a desarrollarse en centros asistenciales y de investigación del SAS y en las Facultades de Medicina de las Universidades públicas andaluzas.

El programa tendrá una duración máxima de seis años, dividida en dos periodos. Durante el primero, de dos años, el beneficiario debe defender su tesis doctoral o, si ya fuese doctor en el momento de la contratación, realizar al menos dos publicaciones. El segundo, de cuatro años, está dirigido a consolidar los méritos, tanto docentes como investigadores, para la obtención de la acreditación.

Durante la duración del programa, la persona beneficiaria contará con tutoría, mantendrá su puesto en el centro sanitario en el que se inicie, dedicando su jornada, a partes iguales, al trabajo asistencial y a tareas de investigación y docencia, fijándose en el contrato el margen del número de horas que deberá impartir: entre 40 y 60 en la primera parte y entre 60 y 80, durante la segunda. Asimismo, deberá realizar una estancia en el extranjero de al menos seis meses.