Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Autonomías > Andalucía

La Junta de Andalucía deroga las fusiones hospitalarias de Granada y Huelva

Una paso más después de su paralización

Miguel Ángel Vázquez, portavoz del Gobierno de Andalucía.
La Junta de Andalucía deroga las fusiones hospitalarias de Granada y Huelva
Redacción
Martes, 31 de enero de 2017, a las 17:30
La Junta de Andalucía ha iniciado el trámite para derogar las fusiones hospitalarias en Granada y Huelva, ha informado el portavoz del Ejecutivo autonómico, Miguel Ángel Vázquez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que ha señalado que las mismas están "totalmente descartadas".

Acerca de la decisión, Vázquez ha señalado que el Ejecutivo ha tenido la “humildad” de haber rectificado su decisión y de “escuchar a la ciudadanía”. En ese sentido, cabe destacar que las fusiones hospitalarias en ambas ciudades han tenido una amplia contestación, la cual se ha constatado en varias manifestaciones en los últimos meses.

En este sentido, el portavoz del Gobierno ha reiterado la búsqueda de consenso con los profesionales, ciudadanos y agentes sociales en torno a un proceso que tenía como único objetivo "mejorar la eficiencia de la sanidad y el servicio público". También ha añadido que otro de las metas era la defensa de una sanidad pública y de calidad frente a los intereses "privados y electorales" de otros sectores.

"Nadie como el Gobierno de Andalucía defiende la sanidad pública, y por eso seguimos dando pasos a favor del diálogo y del acuerdo", ha asegurado Vázquez.

Precipitación de los hechos

El pasado viernes, los cuatro sindicatos que habían firmado un acuerdo con la Junta de Andalucía en torno a la fusión hospitalaria en Granada (CCOO, UGT, Satse y CSIF), la que más polémica ha levantado, decidieron romper las negociaciones con el Ejecutivo debido a divergencias en cuanto al documento suscrito.

Pocos días después de ello, tanto el viceconsejero de Sanidad, Martín Blanco, como el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), José Manuel Aranda, han decidido hacerse a un lado y dimitir para no entorpecer las negociaciones.

En ese sentido, Vázquez,  ha agradecido la generosidad del gesto tanto de Blanco como de Aranda, cuya renuncia ha definido como un "paso atrás" que han sabido dar al servicio de la sanidad pública. Además, en nombre del Ejecutivo andaluz, el portavoz ha destacado de Blanco y de Aranda que han "negociado de sol a sol, dejándose la piel y comprometidos con la mejora del sistema".

Si los ciudadanos discrepaban del proceso de fusión, "este ya está totalmente descartado", ha zanjado Vázquez, que también ha señalado que la Consejería cuenta con nuevos interlocutores para lograr mejoras que reviertan en la sociedad.

Sustituciones

Después de las dimisiones de Blanco y Aranda, María Isabel Baena Parejo será la viceconsejera, mientras que la gerencia del SAS la ocupará Mariano Marín Patón, quien hasta ahora era gerente del hospital Virgen Macarena de Sevilla.