El hospital sevillano participa en los resultados, publicados en "The New England Journal of Medicine"

El Virgen Macarena lidera el ensayo clínico que frena el alzhéimer 3 años
Fachada del Hospital Universitario Virgen Macarena (Sevilla), centro que ha participado en el ensayo internacional.


17 ene 2023. 16.30H
SE LEE EN 3 minutos
El Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla ha formado parte de un ensayo internacional multicéntrico con su neumólogo, Félix Viñuela, sobre la producción de un fármaco que reduce el deterioro cognitivo del alzhéimer en un 27%. Este dato traducido en el tiempo, supone un aumento de hasta 3 años en la calidad de vida de quienes padecen esta enfermedad. 

Los resultados preliminares en los que ha trabajado Viñuela, han sido publicados en la prestigiosa revista de investigación biomédica The New England Journal of Medicine, y han participado un total de 1.795 participantes, según datos de la publicación. A pesar de que el fármaco no es curativo, sus resultados son considerados “esperanzadores” por el neurólogo del hospital sevillano: “El objetivo no es paliar, pero sí, frenar el avance de la enfermedad y ganarle años de bienestar. Hasta ahora, los fármacos eran puramente sintomáticos y este importante ensayo parece que abre la puerta a frenar, aunque sea parcialmente, la enfermedad”, advierte.

El ensayo continúa y se centrará ahora en reducir los posibles efectos secundarios del medicamento. “En cualquier caso, supone un avance en el tratamiento de la enfermedad. Hasta hoy los medicamentos eran netamente sintomáticos”, reitera Viñuela.  Concretamente en Andalucía, hay unas 120.000 personas que sufren esta enfermedad neurodegenerativa que afecta a las células nerviosas del cerebro y disminuye la masa cerebral.

Un fármaco centrado en eliminar la proteína beta-amiloide


La investigación científica se está centrando en eliminar la presencia anómala de dos proteínas presentes en el cerebro de las personas que sufren alzhéimer: la beta-amiloide y la tau-fosforilada. “De hecho, este fármaco experimental está centrado en eliminar una de estas proteínas potencialmente tóxica, en concreto la beta amiloide“, informa el doctor. Según el estudio, el anticuerpo monoclonal IgG1 humanizado, lecanemab, se une con alta facilidad a las protofibrillas solubles Aβ, se está probando en personas con enfermedad de alzhéimer temprana.

Los métodos descritos en el ensayo hablan de una fase de 18 meses de duración con personas de entre 50 y 90 años que padecen alzhéimer temprano. De los más de 1.700 participantes, a 898 se les asignó lecanemab y los restantes recibieron placebo. Los investigadores llegaron a la conclusión de que lecanemab redujo los marcadores de amiloide en la enfermedad y resultó en una disminución moderadamente menor en las medidas de cognición y función que el placebo a los 18 meses, pero se asoció con eventos adversos. Así, el ensayo especifica que se justifican ensayos más largos "para determinar la eficacia y seguridad de lecanemab en la enfermedad de alzhéimer temprana".

Esta enfermedad empieza a desarrollarse entre 30 y 40 años antes de que afloren los primeros síntomas. “No hay que esperar a tener una edad avanzada para atenderlos. Hay tres cuestiones que deben abordarse desde una mediana edad: los riesgos cardiovasculares, la estimulación cognitiva y evitar el aislamiento social. De la misma manera que el funcionamiento del cerebro no disminuye su funcionalidad, más bien al contrario, el ánimo bajo, la ansiedad y la depresión, no son buenos para el cerebro”, recomienda el facultativo del Virgen Macarena.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.