27 de marzo de 2017 | Actualizado: Lunes a las 16:30
Autonomías > Andalucía

El Valme de Sevilla amplía su cartera de servicios para recién nacidos

Se pondrá en práctica de la resonancia magnética sin sedación en los recién nacidos

Exteriores del Hospital Valme de Sevilla.
El Valme de Sevilla amplía su cartera de servicios para recién nacidos
Redacción
Viernes, 17 de marzo de 2017, a las 11:00
El trabajo coordinado y en equipo de dos unidades de gestión clínica del Hospital Universitario de Valme de Sevilla, Pediatría y Diagnóstico por la Imagen, ha permitido la ampliación de la cartera de servicios de este centro a través de la puesta en práctica de la resonancia magnética sin sedación en los recién nacidos. Hasta el momento se han beneficiado de esta iniciativa dos neonatos con la obtención de resultados satisfactorios, fruto de la consecución de imágenes de calidad, similares a las realizadas con sedación, lo cual ha permitido dar respuesta al diagnóstico solicitado evitando la administración de fármacos.

El hospital sevillano estima al año son entre 20 y 30 recién nacidos los que pueden precisar esta prueba, siendo los criterios de inclusión establecidos por ambos servicios clínicos para su realización sin sedación los siguientes: neonatos con peso superior a 2000 gramos y edad inferior a tres meses, que tengan indicación de resonancia magnética craneal, en situación estable y sin soporte respiratorio. Por su parte, según un comunicado, las patologías susceptibles de ser evaluadas son básicamente de origen neurológico e incluyen recién nacidos afectos de asfixia perinatal, encefalopatía hipóxica isquémica, hemorragias intracraneales y dilataciones de ventrículos cerebrales.

En caso de recién nacidos inestables con soporte respiratorio o bien en situaciones de urgencia, la realización de la resonancia magnética se haría de la forma convencional con sedación.

Según el coordinador de la Unidad de Neonatología, Javier Casanovas, y el director de la Unidad de Gestión Clínica de Diagnóstico por la Imagen, Rafael Aznar, "la principal aportación de la resonancia magnética sin sedación en el recién nacido es el aumento de seguridad en pacientes vulnerables, aportando esta iniciativa como valor añadido el evitar la exposición del paciente a los riesgos asociados a la medicación sedante-anestésica y evitando la necesidad de un tiempo de monitorización postanestésica del paciente tras la prueba".

Pero, además, y según apunta el director de la Unidad de Gestión Clínica de Pediatría, Antonio Millán, "esta iniciativa también lleva consigo la mejora de la accesibilidad al sistema sanitario para la población del área Sur de la provincia de Sevilla".