13 dic 2018 | Actualizado: 21:45

El Materno-Infantil de Málaga reduce un 42% los ingresos de embarazadas

Gracias a su Hospital de Día y al plan de alta precoz

Autoridades políticas, gerente y equipo médico de la Unidad.
El Materno-Infantil de Málaga reduce un 42% los ingresos de embarazadas
dom 25 septiembre 2016. 18.05H
Redacción
Así lo han certificado fuentes de la Junta de Andalucía por medio de un comunicado, en el que han informado de que los delegados de Gobierno e Igualdad, Salud y Políticas Sociales en la provincia, José Luis Ruiz Espejo y Ana Isabel González, respectivamente, acompañados por el gerente de los hospitales Regional y Virgen de la Victoria, Emiliano Nuevo, han visitado la Unidad cuando se cumple un año de su nueva estructura organizativa y cambio de ubicación.

La Unidad de Hospitalización de Obstetricia pertenece a la Unidad de Gestión Clínica de Obstetricia y Ginecología del Hospital Regional, donde se realiza la vigilancia y seguimiento de la evolución del embarazo cuando las mujeres requieren hospitalización; la Unidad dispone de un área para gestantes con embarazos de vigilancia especial que requieren hospitalización, y otra para embarazadas con curso normal que, de forma previa al parto, precisan ingreso para inducción médica, vigilancia de la etapa previa al parto por rotura de membranas o necesidad de prolongar el embarazo, entre otros motivos.

Además, hace un año la Unidad incorporó un Hospital de Día Obstétrico para atender a aquellas pacientes que necesitan una vigilancia estrecha del embarazo, pero pueden ser atendidas de manera ambulatoria, garantizando la continuidad asistencial con revisiones más frecuentes, para la aplicación de determinados tratamientos (transfusiones y terapias intravenosas, entre otros) sin necesidad de ser separadas de su ámbito familiar y social, lo que representa para las mujeres un estado de salud integral, no solo en la esfera biológica o médica, sino también en el ámbito psicosocial.

De esta manera, y gracias a la incorporación del Hospital de Día, gestantes que antes permanecían ingresadas por largos periodos de hospitalización –entre dos y tres meses– , ahora reciben la atención sanitaria de forma ambulatoria cada 48 horas o semanalmente, en función de sus necesidades, y pueden estar acompañadas de un familiar durante todo el proceso, sin necesidad de abandonar su ámbito socio-familiar.

Esto, unido a la estrategia de alta precoz puerperal, ha producido un descenso importante de los ingresos en la Unidad de Obstetricia. En concreto, la reducción del número de ingresos en hospitalización en el primer semestre del año 2015 respecto al primer semestre de este año se ha reducido en casi un 42 por ciento, y en un año, de junio de 2015 a junio de 2016, ha habido 2.172 ingresos menos en Obstetricia.

El reto de la atención ambulatoria de procesos hospitalarios por tradición

En palabras de la directora de la UGC de Obstetricia y Ginecología, Ana Belén Espejo, “para nosotros era todo un reto atender de forma ambulatoria unos procesos asistenciales que siempre habíamos mantenido bajo estrecha vigilancia hospitalaria; sin embargo, hemos conseguido mantener esa atención sin necesidad de hospitalización”.

“Es fundamental reconocer que la puesta en marcha de este proyecto innovador dentro de la asistencia hospitalaria, ha sido posible gracias al esfuerzo y voluntad del equipo obstétrico –ginecólogos y personal de enfermería especialista, matronas–, ya que estos cambios se han materializado sin alterar la dotación de personal del área”, ha manifestado Ruiz Espejo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.