El Hospital de Ronda reduce el consumo eléctrico un 5% en un año

Este descenso en el consumo energético ha permitido al centro hospitalario ahorrarse más de 36.000 euros

Imagen de archivo.
El Hospital de Ronda reduce el consumo eléctrico un 5% en un año
mar 28 mayo 2019. 14.30H
El Hospital de la Serranía de Ronda ha conseguido reducir en un 5 por ciento el consumo eléctrico durante el último año gracias a la puesta en marcha de diferentes medidas de eficiencia energética en el centro hospitalario. En total, se han disminuido 319.129 kilovatios hora y se ha conseguido ahorrar un total de 36.000 euros en la factura de la luz, una cifra superior al gasto de los centros de Atención Primaria de Ronda Norte, Ronda Sur, Algatocín y Benaoján.

Estas medidas han sido impulsadas por la Unidad de Ingeniería y Mantenimiento del área sanitaria y persiguen la consecución de la certificación de la norma UNE-EN ISO 50.001:2011 de eficiencia energética.


El hospital se ha ahorrado el último año un total de 36.000 euros


Entre las intervenciones llevadas a cabo, se encuentran el cambio de luminaria por alumbrado de tipo Led, que presentan un menor consumo energético y una mayor vida útil. También se ha cambiado la iluminación de los 23 ascensores del hospital por un tipo de alumbrado automático que se apaga cuando el ascensor no está en uso, y se han instalado paneles solares, entre otras cosas.

Asimismo, se han puesto en marcha medidas para la monitorización del consumo energético del hospital a través de analizadores de red en distintas unidades de mayor consumo energético, el control del rango horario de la iluminación exterior y la colocación de sondas lumínicas para el encendido de luces en función de la intensidad de la luz natural, han precisado desde la Junta en un comunicado.

Medidas en los centros de Atención Primaria


Muchas de estas medidas que tienen como finalidad un consumo energético eficiente también se están implantando en los centros de Atención Primaria. En este sentido, se están haciendo estudios lumínicos, así como implementando modificaciones en las instalaciones de alumbrado de los espacios para su adecuación a los requerimientos de calidad y de eficiencia energética establecidos en diferentes normativas y guías de referencia.

Estas medidas, han añadido, se unen a las mejoras ocasionadas por la sustitución de las carpinterías metálicas de los mismos "que permiten una mejora y optimización de las condiciones del interior del edificio lo que también repercute en la confortabilidad tanto de profesionales como de personas usuarias".

El centro persigue conseguir el certificado europeo de eficiencia energética



El Sistema Sanitario Público de Andalucía enmarca su política ambiental en su intención general de protección y respeto del medio ambiente, de minimizar los efectos en el cambio climático y de compromiso con el desarrollo sostenible y la mejora en el desempeño energético, han expuesto en un comunicado.

Por su parte, el Sistema Integral de Gestión Ambiental del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SIGA-SSPA) se conforma de acuerdo con la norma ISO 14001. En esta línea, el Área de Gestión Sanitaria Serranía de Málaga dispone de un sistema de gestión ambiental conforme a dicha normativa para garantizar su conformidad con la política ambiental declarada, demostrándola ante terceros mediante la certificación por una entidad externa e involucrándose en un proceso de autoevaluación continua.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.