26 mar 2019 | Actualizado: 09:20

Aguirre estudia ampliar la jubilación de los médicos hasta los 70 años

El Consejero de Salud y Familias ha anunciado también el fin de los contratos precarios

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre.
Aguirre estudia ampliar la jubilación de los médicos hasta los 70 años
mar 12 marzo 2019. 15.20H
El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha anunciado este martes que una de las líneas que desarrolla su departamento consiste en ofrecer la jubilación voluntaria flexible a los profesionales sanitarios hasta los 70 años y no a los 65 años como sucede ahora, sobre todo en zonas de difícil cobertura.

Así lo ha explicado Aguirre en rueda de prensa, donde ha comparecido junto al consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, al término de la reunión semanal del Consejo de Gobierno de la Junta.

Asimismo, Aguirre ha informado al Consejo de Gobierno sobre las medidas puestas en marcha por la Consejería para estabilizar a los profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Para ello, el propio SAS ha eliminado las contrataciones de personal sanitario por días o por semanas que se venían realizando.

El SAS ha eliminado las contrataciones de personal sanitario por días o por semanas y durarán al menos 6 meses



Duración mínima


Según ha explicado, desde el 7 de marzo, las contrataciones de personal sanitario en Andalucía tendrán una duración mínima de seis meses, una medida que beneficiará a los 5.766 profesionales eventuales con los contratos más precarios del SAS. Dicha medida ya fue anunciada por el presidente de la Junta, Juanma Moreno, en el pasado Pleno del Parlamento.

El consejero ha indicado que supone el primer paso para revertir la situación de precariedad laboral que ha provocado que entre 2015 y 2019 el SAS haya realizado 27.300 contrataciones laborales de duración inferior a un mes.

Así, la Dirección General de Profesionales del SAS ha cursado, con fecha de 7 de marzo, una orden dirigida a las gerencias de las áreas sanitarias y a los directores de distritos sanitarios para que las contrataciones que se efectúen sobre el personal eventual no estructural tengan una duración mínima de seis meses para todas las categorías, salvo las situaciones específicas contempladas en la Bolsa.

La intención de la Consejería es que estas contrataciones laborales lleguen como mínimo al año de duración, en cuanto el SAS concluya el estudio de su plantilla actual que tiene en marcha.


El 75 por ciento de los eventuales son mujeres


De esta manera, los 5.766 profesionales del SAS que tienen actualmente contratos más precarios pasarán a estar contratados por un periodo mínimo de seis meses en cuanto llegue el momento de su renovación. Pertenecen a todas las categorías profesionales (médicos de Atención Primaria, pediatras, especialistas, enfermeros, auxiliares o personal de mantenimiento, entre otros) y en un 75 por ciento son mujeres (4.330 de 5.766).

Con las medidas de la estabilización de la plantilla, la Junta de Andalucía combate una situación de precariedad laboral que ha provocado que el 33,5 por ciento de las vinculaciones laborales para eventuales y sustitutos entre 2015 y 2019 hayan tenido una duración inferior a un mes. Durante ese periodo, Salud hizo 81.352 contratos a eventuales y sustitutos, y de ellos 27.300 eran de treinta días o menos, ha manifestado el consejero del ramo.

La medida beneficiará a todas las categorías laborales del SAS, en particular a las que tienen mayor déficit, como Familia y Pediatría



Entre esos años, el 13 por ciento de las vinculaciones laborales eran de una vigencia por debajo de las dos semanas, el 5,12 por ciento era de 2 a 5 días y el 2 por ciento de una sola jornada. En los últimos años, la Junta ha abusado de la contratación de estos eventuales por días o semanas sueltas, en vez de estudiar la creación de puestos de trabajo estables o de plantilla, según ha denunciado Aguirre.

Junto a ello, ha destacado que esta medida de estabilización de la plantilla beneficia a todas las categorías laborales del SAS, y en particular a aquellas en las que existe mayor déficit (como Médicos de Familia y Pediatras, dada la escasez de estos profesionales en la bolsa de trabajo).


Necesidades del servicio


A partir de ahora, la Junta reducirá al mínimo los contratos de corta duración, que sólo se harán por necesidades específicas del servicio, como por ejemplo vacaciones, bajas por enfermedad, por riesgo para el embarazo, por ausencias reglamentarias de corta duración o por circunstancias similares; así como la sustitución de los contratos de eventuales estructurales por aquellos contratos que deberían haber sido de interinos sustitutos o interinos en plazas vacantes.

Por otro lado, el SAS está agilizando las Ofertas Públicas de Empleo (OPE), para que en este año estén finalizadas la mayoría de las que están pendientes (correspondientes a 2016, 2017 y a la consolidación de la de 2018). La línea de trabajo de la Consejería contempla que, una vez acabadas las OPE pendientes, se convoquen concursos de traslados y Ofertas Públicas de Empleo en años alternos. Esta medida se abordará con todos los agentes sociales implicados y se tratará en los foros correspondientes.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.