Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:15
Autonomías > Andalucía

"El Gobierno debe sentarse con Enfermería para que no se sienta descolgada"

La portavoz de sanidad del PP en el Parlamento de Andalucía habla de los retos del Parlamento

Catalina García, portavoz de Sanidad del PP en el Parlamento de Andalucía.
"El Gobierno debe sentarse con Enfermería para que no se sienta descolgada"
Patricia Biosca
Miércoles, 04 de mayo de 2016, a las 12:10
A pesar de que niega una “revolución” del PP de Andalucía contra Montoro y la vuelta a las 35 horas, la portavoz de Salud del PP en el Parlamento de Andalucía, Catalina García, admite que pedirán al Gobierno central que se vuelva a sentar con el colectivo enfermero para que no se sienta excluido por el Real Decreto de prescripción enfermera. Una dicotomía que define a la parlamentaria, quien no duda en charlar con Redacción Médica sobre toda la actualidad política andaluza. Porque, según afirma, su partido solo responde “a las necesidades de los andaluces”. 

¿Cuáles son los principales “caballos de batalla” del PP en el Parlamento?

Desde el PP hemos estado pendientes de lo que son las infraestructuras sanitarias, como por ejemplo el Centro Hospitalario de Alta Resolución (Chare) de Loja, que llevaba casi seis años sin abrir las urgencias. Otro tema muy importante es el de la fusión hospitalaria, del que seguimos reclamando que se haga un acuerdo con los profesionales, no que sea una ley de los hechos consumados. Reclamamos dos cosas básicas: diálogo con los profesionales y estudios que demuestren que esas fusiones van a repercutir en la calidad de la asistencia sanitaria.

¿Y en cuanto el tema de las subastas de medicamentos?

Estamos de acuerdo con un método que supone un ahorro, pero no con uno que pone en desigualdad de condiciones de los andaluces con respecto al resto de los españoles, porque aquí podemos elegir entre muy pocos genéricos. Aparte de eso, como se contrata laboratorios que tienen nula infraestructura en nuestra región, porque son extranjeros, tenemos problemas de abastecimiento en las farmacias. Los que más lo sufren son nuestros mayores, que son cada vez un colectivo mayor, polimedicado, crónico, y que tiene una desafección al tratamiento por un motivo claro: que se vuelven locos con los cambios de las pastillas, de la caja, el color, la presentación… Los farmacéuticos y los médicos de cabecera están haciendo una gran labor, pero la realidad es que hay enfermos que se están tomando pastillas dobles o que no se las toman. Lo último que hemos pedido fue una mesa de trabajo, ni siquiera la retirada de la subasta. Y votaron que todos que no. Menos Ciudadanos, que se abstuvieron.

¿A qué achaca esta discrepancia?

Ellos dicen que el PP defiende a las grandes industrias. Nada más lejos de eso. Nosotros defendemos un sistema que no de problemas. Que ahorre, pero que no de problemas. Y somos conscientes de que este ha dado muchos.

Andalucía también ha tenido mucho revuelo alrededor del Real Decreto de prescripción enfermera.

Desde la Junta no van a recurrir todo el decreto, sino el artículo 3.2. Con el resto no hay ningún problema. Por eso, desde el PP vamos a pedirle al Gobierno que se vuelva a sentar a negociar y vuelvan a hablar del 3.2. Para que enfermería no se sienta descolgada de un acuerdo en el que estaba integrada.

¿Y sobre la polémica de las 35 horas?

Lo que dije en comisión es que Gobierno de España siempre ha dicho que todos los derechos que ha quitado a los funcionarios se los va a devolver. Y esa es una realidad. Al Gobierno le queda el 25 por ciento de la paga de 2012, ha devuelto días de libres de disposición, cosa que no ha hecho aún Andalucía, y dentro de esos derechos que hay que devolver están las 35 horas semanales. Pero no hay rebelión. No me vale que ahora diga la Junta que lo acatan, porque desde hace año y medio hay sentencias firmes a las que no les han hecho ni caso. Lo que decimos es que mientras volvemos a las 35 horas, se apliquen las 37,5 horas, pero de manera legal para el personal sanitario.

En cuanto a propuestas de futuro, ¿podría explicar cuáles serán los siguientes objetivos?

Trabajamos con el colectivo de celiacos, con los de parkinson, con síndrome de down… Hemos trabajado muy estrechamente con los afectados de ictus y con la asociación de daño cerebral. En este sentido, presentamos una moción en pleno por los incumplimientos de un informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas que puso de manifiesto que la Junta, en el Plan Integral 2012-2014, había dejado de hacer cosas esenciales, como desarrollar los equipos de ictus en nuestra comunidad. La moción fue apoyada en todos los puntos que pedíamos que el informe de la Cámara de Fiscalización se cumpliera, pero no fue apoyada en los puntos que era la reivindicaciones de las asociaciones. A pesar de explicar que esos puntos venían de las reuniones que se habían mantenido con las agrupaciones.

Parece que espera un futuro parlamentario complicado.

Ahora mismo sabemos muy bien qué es lo que tenemos: un gobierno donde PSOE y Ciudadanos funcionan juntos a la hora de votar y de presentar iniciativas. Está claro que están haciendo un cogobierno. Nuestra situación, a no ser que Susana Díaz decida dar el salto nacional, está claro. Pero si eso ocurre, cambiará todo mucho. Sin embargo, desde el PP seguimos trabajando, haciendo iniciativas, reuniéndonos con todos los colectivos.

¿Cómo calificaría la gestión del consejero, Aquilino Alonso?

Tiene que dialogar más. Dice que lo hace mucho con los profesionales, pero creo que habla más con los cargos directivos, y eso no vale. Él debería de ser el principal defensor, porque sabe que son a los que más se les ha sacrificado en la crisis. Y pedimos un calendario, no solo PP, sino también los sindicatos y las organizaciones colegiales. Sabemos que no les van a devolver todos los derechos mañana, pero sí que se puede establecer una pauta que les devuelva las expectativas a los profesionales. Y saben que hay que potenciar la Atención Primaria, que es el primer escalón de la sanidad. Tiene muchos frentes abiertos.