Víricö

La embarazada también ha fallecido tras una complicación a consecuencia del parto

Tres MIR venezolanas, detenidas por el supuesto rapto y muerte de un bebé
Los compañeros de las acusadas dicen que se le practicó una cesárea.


27 oct 2018. 10.40H
SE LEE EN 2 minutos
POR REDACCIÓN
Tres médicas residentes del Hospital Central de Maracay (Aragua, Venezuela) han sido detenidas acusadas de supuesta mala praxis y rapto de niños. Se trata de unas acusaciones que han llegado por la muerte de una mujer de 37 años de edad que había ingresado en el servicio de Urgencias del centro el pasado 11 de octubre con un supuesto embarazo múltiple.

Concretamente, durante el parto a la embarazada se le notificó que solamente había un bebe y, tras dar a luz, ella personalmente firmó un documento en el que así se indicaba. Después la mujer comenzó a sangrar, lo que provocó que se hiciese una revisión en quirófano. En dicha intervención hubo complicaciones, entró en parada e ingresó en la Unidad de Cuidados Paliativos del hospital. La paciente estuvo consciente tras haber sido entubada durante varias horas, incluso conscientemente pudo recordar que solo había dado a luz a un bebé. Lamentablemente, hizo una sepsis y esto provocó que ingresase de nuevo en la UCI, hasta el pasado 20 de octubre que falleció.

El marido de la víctima ha alegado en todo momento que su mujer fallecida presentó unas pruebas realizadas por un ecografista privado en las que se podía mostrar su embarazo doble. No obstante, según las versiones de los compañeros de las acusadas y de otros médicos residentes, la embarazada, cuando comenzó su parto, fue llevada a quirófano para practicársele una cesárea de la que solo nació un bebé.

Para la embarazada este era su séptimo embarazo y desde el quinto mes de gestación dejó de hacerse controles médicos rutinarios.

El apoyo de los otros compañeros médicos


Las médicas residentes están siendo imputadas por delitos de homicidio y rapto de niños, pero sus compañeros de la Escuela de Medicina de la Universidad de Carabobo y del Colegio Médico del Estado de Aragura rechazan tajantemente las acusaciones. En todo momento sostienen que “por la historia médica, la paciente fallece por causas médicas obstétricas totalmente comprobadas y hay registro certificado, por la propia madre, de que su embarazo era de un solo bebé”


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.