Víricö

Una sanitaria cuenta su experiencia como residente de Enfermería y la gestación de su embarazo

Riesgos laborales en el embarazo: "¿A mí como enfermera quien me cuida?"


20 nov 2021. 12.00H
SE LEE EN 3 minutos
Samantha Guerrero, residente de Enfermería Familiar, ha reabierto a través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter el debate sobre las sanitarias embarazadas y los riesgos que su profesión conlleva para la gestación.

“El puesto de trabajo no está exento de riesgo para el embarazo”, se puede leer en la imagen que publica la enfermera sobre la prevención de riesgos laborales de su puesto de trabajo. “No estás exento, pero a la vez eres apta para trabajar en él”, critica la sanitaria en referencia al listado de aptitudes y limitaciones donde se indica que las enfermeras embarazadas son “aptas con limitaciones”.


“Por qué debo asumir riesgos cuando la empresa claramente ya no los está asumiendo”, señala la enfermera y se pregunta “quién la cuida a ella como enfermera”. En cuanto a cómo se puede adaptar el puesto de trabajo Guerrero afirma a Redacción Médica “que es difícil de adaptar, ya que son pocos los puestos que permiten estar exentos de riesgos para la madre y el bebé”, matizando que “esos pocos además están ocupados normalmente por otros compañeros por motivos de salud laboral”.


“Los riesgos más dañinos a los que
estamos expuestas como sanitarias
son precisamente los que no podemos
ver o los que no podemos controlar"




Guerrero afirma que en la gran mayoría de ocasiones “son los propios compañeros los que te cuidan e intentan evitar que estés en peligro”, siempre que la situación lo permita. Y recalca que debemos partir de la base que los sanitarios trabajan con la enfermedad”, por tanto la mayoría de sus acciones y el entorno hostil en el que las desarrollan suponen un riesgo continuo. “Los riesgos más dañinos a los que estamos expuestas como sanitarias son precisamente los que no podemos ver o los que no podemos controlar, desde la transmisión de infecciones e incluso agresiones física”, afirma.

Guardias: "Deberíamos tener derecho a un prorreteo"


Una de las mayores críticas y reivindicaciones del sector sanitario son los turnos de guardias de 24 horas. Según relata Guerrero, en el Servicio de Salud para el que trabaja no están exentas de realizar jornadas prolongadas y nocturnas hasta la semana 24. “ Estoy embarazada de 18 semanas y realizo cinco guardias mensuales”, asegura la enfermera. 

Además, afirma que “cuando estás exenta de realizarlas pasas a la situación de ‘guardia no trabajada guardia que no cobrada’, que es totalmente injusta” ya que hasta ese momento “las has estado realizando y ahora no puedes no porque no quieras sino por un motivo justificado”. Precisamente por esta razón, hace especial hincapié en que “la protección a la maternidad también debería pasar por el derecho a un prorrateo de las guardias, que no suponga la pérdida de salario a la mujer por la mera condición de estar embarazada”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.