Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Qué es el "agua cruda" y por qué no se debe beber aunque esté de moda

Las empresas que defienden lo "controvertido" de beber agua embotellada están duplicando beneficios en los últimos años

El agua sin filtrar causa furor en determinados ambientes.
Qué es el "agua cruda" y por qué no se debe beber aunque esté de moda
Redacción
Martes, 02 de enero de 2018, a las 18:10
Como hace poco recogía un ingenioso tuit, parece que la sociedad empieza a retroceder. La última moda conocida en el ámbito de las pseudoterapias es la de beber "agua cruda". Es decir, aquella que no ha sido tratada en absoluto, lo que supone exponerse a una multitud de riesgos innecesarios. 

Una de las voces de alarma la ha dado el diario The New York Times, que recoge la expansión que están viviendo empresas que se dedican a vender este agua sin filtrar a un precio de unos 37 dólares cada 10 litros. Diferentes marcas ofrecen variedades de agua que se presentan sin flúor, cloro o como agua mineral alcalina electrolítica. Algunos propietarios relatan que venden unos 900 galones de este tipo de agua al día, unas ventas que se han duplicado cada año según va creciendo "el movimiento de conciencia del agua". 

Los partidarios de esta moda se escudan en la teoría que critica el agua del grifo señalando que el paso por las tuberías añade plomo y fluoruro al líquido incoloro, eliminando los minerales beneficiosos. Incluso el agua de manantial embotellada tradicional es tratada con luz ultravioleta o gas de ozono y se filtra para eliminar las algas. Según los conspiranoicos, esto "mata a las bacterias saludables, los probióticos". 

Crecimiento notable

Esta teoría de la adición de flúor comenzó en los años 50, pero es ahora, gracias a un sofisticado marketing, cierto prestigio cultural y mucho apoyo de residentes de influencia en Silicon Valley cuando ha visto multiplicadas sus cifras. Hay empresas que incluso instalan un sistema llamado Source que cuesta 4.500 dólares -instalación incluida- que extrae la humedad del aire y la filtra, produciendo unos 10 litros de agua al día y almacenando cerca de 60 litros. 

Los expertos alertan de los riesgos de esta moda y recuerdan que la evidencia científica habla de que el agua solo es saludable si ha sido tratada, ya sea la que se presenta embotellada o la que brota de los grifos de los hogares. Algunos, además, exponen que ya se bebía "agua cruda" hace siglos y el resultado eran enfermedades como el cólera y una esperanza de vida no superior a 40 años.