Víricö

Decenas de profesionales relatan sus malas experiencias con profesionales de ese servicio: del machismo a la prepotencia

¿Qué pasa en los quirófanos y por qué tantos profesionales huyen de allí?


26 nov 2020. 11.05H
SE LEE EN 5 minutos
Los profesionales sanitarios han sido una pieza fundamental en la lucha contra el coronavirus estos últimos meses, pero aún así, muchos sienten que su trabajo, no solo durante la pandemia, sino durante todo estos años, ha sido infravalorado. Sienten que no están reconocidos ni por parte de la sociedad, ni en muchas ocasiones en su propio equipo de trabajo, concretamente en quirofano. 

Han sido muchos profesionales sanitarios los que han decidio contar sus malas experiencia en cirugía, que en alguna ocasión han terminado con algún profesional al "borde de las lágrimas". Así cuenta una enfermera extremeña como teminaba una compañera su turno en quirófano a través de sus redes sociales: "Hoy una compi casi sale llorando de quirófano porque el cirujano no habia tomado All Bran. Le tiraba las pinzas con mala hostia en la mesa y otras cosas más". Y pedía que "si sois idiotas no seáis cirujanos, porque personas que van con gusto a trabajar no tienen porque aguantar esto"




Después de esta  declaración, muchos otros enfermeros se han animado a contar sus experiencias personales y hablar abiertamente de la mala fama de Cirugía, como María José, que afirma que "tras 17 años en quitófano, puede decir que es de los lugares más hostiles en los que trabajar en un hospital" y además detalla que "como al cirujano se le tuerza la cirugía, la culpa siempre es tuya"

Todas estas experiencias hacen que trabajar en este servicio, incluso para estudiantes sea "lo peor". En estos términos se refiere Alba, estudiante de enfermería a su rotación por quirófano. "Intenté aprender todo lo que pude, a pesar de lo sola y mal que me hicieron sentir allí". Muchos usuarios también hacen referencia al "machismo en el quirófano". "Dentro de la enfermería, hay mucho machismo ya que es una profesión en la que la mayoría son mujeres. Creo que precisamente a mí por ser hombre nunca me han pasado ciertas cosas", contaba otro enfermero. 



Pánico al quirófano y episodios de ansiedad


Algunos incluso relatan que trabajar con ciertos cirujanos les producía episodios de ansiedad. "No dormía la noche anterior del dolor en el pecho de pensar en los gritos que me darían en las cirugías", explica una enfermera sevillana. "Ahora estoy de baja, pero al regresar espero estar en otra planta. Le tengo pánico al quirófano", añade. 



"En mi primer día en quirófano, nada más verme el cirujano me preguntó si conococía la cirugía o el instrumental, le respondí que no. Su respuesta fue la siguiente: Pue si no tienes ni puta idea, te vas al paro o a tu casa", escribía otra usuaria. 

Sin embargo, no todos critican el trabajo en quirófano y las actituces de los cirujanos, contradiciendo así a sus compañeros. Muchos afirman ir relajados al quirófano y defienden al cirujano porque "al final la responsabilidad es suya". "Será la tensión, yo voy muy "chill" al quirófano, es cierto que hay momentos que requieren de "saber" lo que se está haciendo (y la responsabilidad es del cirujano)", comenta un usuario. 





Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.