Precaución en los triajes: "Cierro sesión cada vez que levanto el culo"

Las propias enfermeras advierten de los riesgos y la responsabilidad legal a la que se exponen si sucede algún error

Cada enfermero tiene sus claves para trabajar.
Precaución en los triajes: "Cierro sesión cada vez que levanto el culo"
mar 23 julio 2019. 15.40H
La información médica de un paciente goza de una especial protección de la que algunos profesionales sanitarios no terminan de ser conscientes. Los expertos legales llevan años advirtiendo, también en este medio, de las consecuencias que supone un acceso indebido a una historia clínica o la difusión de los datos del paciente a alguien que no está autorizado para ello. 

Sobre este tema ha querido reflexionar una enfermera de urgencias en su perfil en la red social Twitter, donde ha escrito desde su propia experiencia que "a los enfermeros nos cuesta entender que las claves informáticas con las que trabajamos son únicas e intransferibles. Y todavía tengo compañeras que se molestan porque no quiero que escriban con mi clave en cuanto levanto el culo de la mesa del triaje", señala. 

Para intentar argumentar su posición, explica su fijación con las faltas de ortografía y de expresión, llegándolo a denominar un TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo), y añade que no quiere firmar medicación que no ha administrado, apelando a la responsabilidad. Como ella explica, "se tarda dos segundos en meter tu clave y hay tres ordenadores. Puedes abrir la tuya si quieres", ya que "si te equivocas, va mi nombre ahí". 

"Creo que no somos conscientes"


Su actitud de protección y seguridad propia y del paciente no debe ser demasiado compartida por los compañeros, ya que asegura que cuando lo dice recibe malas caras o risas, y se pregunta si tanto cuesta que cada enfermero meta su clave para trabajar. "De verdad que creo que no somos conscientes de la responsabilidad que tenemos", añade. 

En su opinión, "la opción del F2 es la más socorrida... pero si vas a coger una vía 2 segundos, y tienes tu ordenador, entrar y salir me parece ridículo". En el caso de que por proponer estas acciones en su lugar de trabajo la llamen desconfianda, la enfermera admite que sí, puesto que no se fía "ni de mi padre". Toda precaución es poca para evitar acabar como la persona del Gif que utiliza para poner el punto de humor, utilizando a una presidiaria de la popular serie 'Vis a Vis'. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.