Las seis 'meteduras de pata' de la nueva serie médica de TVE

Críticas para la ficción de Hospital Valle Norte del canal público por sus inexactitudes con la realidad

Imagen de todos los protagonistas de Hospital Valle Norte de TVE.
Las seis 'meteduras de pata' de la nueva serie médica de TVE
mar 15 enero 2019. 13.00H
Las batas blancas y hazañas de los sanitarios vuelven a la pequeña pantalla. Y es que este lunes 14 de enero Televisión Española estrenaba serie en su parrilla de programas. Hospital Valle Norte es la nueva ficción del canal público que se centra en un hospital, las vidas de un equipo de cirujanos y los diferentes casos clínicos que llegan a consulta. Sin embargo, la imaginación de sus guionistas parece ser que fue más allá y que algunas de las situaciones que aparecieron en el primer capítulo no tenían mucho rigor médico.

Las redes sociales han sido las primeras en cazar estos errores sanitarios en la nueva serie de TVE. Hacemos un repaso por algunas de las inexactitudes con la realidad que se han cometido en Hospital Valle Norte:

1. Uno de los fallos que más se ha comentado tiene que ver con uno de los momentos en los que se vio una reanimación cardiopulmonar (RCP). Según han criticado los sanitarios en Twitter, los electrodos estaban mal colocados e incluso se lleva a desfibrilar al paciente a 500 julios. ¡Error! En la vida real solo hay dos posibilidades de desfibrilación (si tienes un monitor bifásico con 150-200 julios o un monitor monofásico con 360 julios). Por lo tanto, ¿de dónde salieron los 500?











2. Al hilo de cómo se llevó a cabo esta RCP, muchos se han animado también a reprochar cómo es la forma de ser y comportamiento de los profesionales sanitarios en la ficción con los pacientes. Ante una situación de urgencia (en este caso de parada) los sanitarios no actúan así como se muestra en Hospital Valle Norte. Ni entran con las manos en los bolsillos, ni desfibrilan apoyados en el paciente.

3. Otro de los puntos que se ha comentado es la falta de especialistas.Todos aparecen como cirujanos, mostrando una actitud de ‘todos hacen de todo’ cuando en la realidad cada uno tiene unas determinadas competencias. De hecho, varios usuarios en redes sociales han comentado la falta, por ejemplo, de anestesistas.


4. La escasez de otras especialidades no ha sido lo único que se ha echado de menos. Asimismo, se ha protestado porque en la ficción únicamente aparezcan tres perfiles: médicos, enfermeras y celadores. En los hospitales también hay auxiliares de Enfermería, farmacéuticos, administrativos, equipos de limpieza, etc. 


5. ¿Todos hacen de todo? Concretamente, se han producido varios comentarios en torno al personaje (que interpreta la actriz Natalia Sánchez) de una joven enfermera. Las críticas han girado a que ‘está en todas partes’. A lo largo del capítulo se la ve en Urgencias, quirófano, en planta, etc… En la realidad cada una de estas profesionales están organizadas por los diferentes servicios hospitalarios.


6. Una sala de espera, ¿vacía? Ha habido quien de forma irónica ha comentado que la sala de espera de Urgencias que ha aparecido en la Hospital Valle Norte es un “remanso de paz y tranquilidad”. Esta situación resulta sorprendente para los sanitarios, más acostumbrados a la saturación de estos servicios en la actualidad que tantos problemas de sobracarga de trabajo están acarreando.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.