Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Ignatius Farray: de Loco de las coles a Tonto del globo por prescripción

El cómico de 'La Vida Moderna' contó una curiosa anécdota con un médico de Atención Primaria como protagonista

Ignatius Farray, durante el programa.
Ignatius Farray: de Loco de las coles a Tonto del globo por prescripción
Redacción
Miércoles, 29 de noviembre de 2017, a las 12:50
Ignatius Farray, uno de los cómicos que presentan el programa La Vida Moderna, contó una anécdota en el espacio radiofónico de este martes en la que narraba su paso por un centro médico para atender una dolencia en el costado y salió rebautizado como el Tonto del globo, ya que por su papel en 'La hora chanante' es conocido como El loco de las coles.

Momento del programa en el que Ignatius cuenta la anécdota con su médico.

“Tuve que ir al médico hace unos días. En realidad, iba al gimnasio. Me había preparado la mochila para ir al gimnasio y, a mitad de camino, dije ‘me duele’ y fui al centro médico. Tengo una dolencia [en el costado] de una actuación del año pasado en el Galileo Galilei”, comenzaba.

“Voy al centro de salud de Malasaña y me atiende un doctor que lo primero que me dice es: ‘coño, el de Muchachada [Nui]’, que hace ya como diez años de eso. Me dice: ‘coño, el Loco de las coles, ¿qué te ha pasado?’. Y yo le digo: ‘Me duele el costado’. Y me contesta: ‘Pues poco te ha pasado’”, comentaba entre risas.

“Le explico que yo soy cómico y que en una parte del show yo me peleo con una persona. Acto seguido me quito la camiseta y empieza a palparme. Me dice: ‘No tienes nada roto; te noto la zona muy contusionada, tienes un golpe fuerte ahí, pero es a nivel muscular. No es nada grave, pero este dolor te puede durar hasta tres semanas’. Le pregunto qué debo hacer y me dice: ‘Tómate un analgésico’”, continuó.

“Entonces yo le pregunto que si está seguro de que sólo necesito un analgésico. Y él, no sé si por seguir con la broma del Loco de las coles, me dice: ‘Hombre, si quieres, cómprate un globo y lo inflas y lo desinflas para fortalecer esa zona, el músculo de esa zona’. Y yo le dije: ‘Ah, vale, gracias’”, explicaba.

“Y justo antes de salir me dice: ‘Pero oye, infla el globo cuando estés en tu casa, no delante de la gente, no te vayan a llamar El Tonto del globo’. O sea, que yo entré en la consulta siendo el Loco de las coles y salí siendo el Tonto del globo. El cabrón me rebautizó para la industria del espectáculo”, concluía, desatando las risas de los presentes.