Covid-19 | "Me levanto y voy a trabajar al hospital, pero no quiero ir"

La aparición de rebrotes en muchos puntos de España ha vuelto a poner a los sanitarios al límite

Covid-19 | "Me levanto y voy a trabajar al hospital, pero no quiero ir"
mié 05 agosto 2020. 12.20H
La aparición de rebrotes de coronavirus en muchos puntos de España ha vuelto a poner a los sanitarios al límite. Cuando parecía que la situación comenzaba a mejorar, el virus golpea de nuevo provocando un repunte de contagios y a su vez, el incremento de la presión en los centros de salud y hospitales. Esto ha hecho que algunos profesionales hayan tenido que seguir trabajando sin descanso y renunciar incluso a sus vacaciones, a pesar de todo el cansancio y estrés acumulado estos últimos meses. 

El vaso,en estos momentos, está a punto de desbordarse, tal y como reflejan los comentarios de Pilar en Twitter. El agotamiento es tal que cada día tiene que recabar fuerzas para seguir desempeñando su función. "Me levanto y voy a trabajar, pero no quiero ir", asegura, fruto del estrés y la angustia prolongada durante semanas.  Y sin emabargo, lamenta, el paciente cree que "no están trabajando" lo suficiente. 

En puntos como País Vasco, los profesionales han querido dejar constancia de ese sobreesfuerzo que supone enfrentarse a una nueva oleada de rebrotes, especialmente en Atención Primaria. Así lo han hecho saber a través de un comunicado, por ejemplo, los trabajadores del centro de Salud de Bermeo. 


Cartel del centro de Salud de Bermeo (Vizcaya)



Falta de personal por los rebrotes de Covid-19
Según se puede leer en el escrito, en estos momentos hay 4 médicos trabajando de los 11 con los que cuenta este ambulatorio, lo cual ha provocado un aumento de las horas extra "sin remunerar" para intentar "mantener el bienestar de los pacientes" y una "demora en la atención" ante la avalancha de citaciones. "Estamos a punto del colapso...", advierten.  

La situación es muy similar en el resto de España, asegura Carlos, quien también ha visto aumentar su jornada laboral y carga de trabajo en las últimas semanas. Al final, son los pacientes los que "pagan el cansancio y las prisas de los profesionales", advierte otra usuaria.  

En este contexto, incluso las vacaciones se convierten en motivo de "ansiedad" por "todas las cosas pendientes que hay que terminar" y el miedo a encontrarse una situación peor a la vuelta, explica  Mónica. Esta médico de familia asegura que últimamente no tiene "tiempo ni para mear, ni para llamar a sus contactos frágiles..." 


"Llego a casa con cara de nada. No doy más de mí", reconoce la facultativa. 

 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.