Asistencia sanitaria a niños rebeldes: "¿Somos el hombre del saco moderno?"

Los profesionales del 112 o SVA plantean si es necesaria su presencia en riñas familiares con jóvenes conflictivos

En algunas ocasiones los menores han insultado a los padres.
Asistencia sanitaria a niños rebeldes: "¿Somos el hombre del saco moderno?"
jue 22 agosto 2019. 14.15H
Parece que hay una nueva Super Nany para atajar los problemas de los mejores conflictivos: los profesionales del servicio del 112 o de un soporte vital avanzado (SVA). Así lo ha denunciado na enfermera de emergencias en su cuenta de Twitter asegurando que se están se están ‘medicalizando’ los servicios sociales cuando, ante una riña familiar con menores, se llama a este tipo de profesionales sanitarios.

“Estamos sanitarizando cuestiones por encima de nuestras posibilidades”, denunciaba esta Esther Gorjón tras relatar como “cada vez más” reciben avisos desde su unidad por un problema familiar con un menor con una conducta inadecuada “no obedece, se enfada y rompe cosas o insulta a los padres”.



Y es que, según ha explicado la twitter en un hilo de la red social, los sanitarios se han convertido en el “hombre del saco moderno” pues en muchas ocasiones su presencia sólo sirve para alertar al menor de que puede ser llevado con ellos.


"No hay ningún enfermo ni ninguna urgencia. Nos dicen que a ver si con nosotros entra en razón..."


“Nadie quiere denunciar. No hay ningún enfermo ni ninguna urgencia. Algunos piden nos llevemos al menor por la fuerza. Otros que le digamos que si sigue así nos lo llevaremos. Otros que a ver con nosotros entra en razón...”, relata esta profesional planteando que, tal vez, quien envía al equipo médico a este tipo de situaciones no sabe lo que se encuentran.

En algunos de los casos, Gorjón cuenta que el menor sí acaba en el hospital para valoración por un psiquiatra, el cual, al cabo de un rato le da el alta. “Acordándose de nuestra familia por enviarle niños rebeldes todos los días”, apunta. Pero en muchos otros, el equipo sale de allí sin movilizar al joven  y “rezando para que no pase nada y asumiendo esa responsabilidad”.

Pero el problema, por lo menos para esta profesional, no es llegar hasta allí sino saber por qué un recurso sanitario acude diariamente ante este tipo de situaciones. “¿De quién es 'la culpa’ de que yo acabe en un aviso de este tipo? De la familia que se ve sobrepasada y no sabe a quién acudir, del centro coordinador que envía un recurso a un problema que claramente no es una urgencia sanitaria, del sistema, de la educación…”, se pregunta en este hilo que ha recogido múltiples reacciones de compañeros de profesión.


"No estamos para eso"


De hecho, muchas de las respuestas han apuntado por el mismo supuesto que plantea la enfermera, el exceso de medicalización de algunos aspectos de la vida. “Los servicios sanitarios no es tan para eso”, alegan algunos en su apoyo a la profesional.

Algunos han llegado incluso a relatar experiencias similares poniendo sobre la mesa no solo el problema del aviso “no apropiado” sino la utilización de recursos. “Esto me paso en mi última guardia. En este caso, mayor de edad. Tras discusión familiar por forma de vestir, los padres llama al 112. Policia, SVA y SVB. 6 personas ocupadas durante una hora para hablar con el joveny después con los padres. Resultado: alta y tiempo perdido”, finalizaba. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.