15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Así es la rarísima infección que ha llevado al coma a Antonio Carmona

La septicemia afecta a 20 millones de personas anualmente y resulta letal con el 40% de quienes lo padecen

Antonio Carmona, durante un concierto.
Así es la rarísima infección que ha llevado al coma a Antonio Carmona
vie 06 octubre 2017. 10.50H
Redacción
La extraña infección que ha obligado a ingresar de urgencia al cantante Antonio Carmona en el Hospital San Francisco de Asís de Madrid este jueves es un efecto adverso tan anómalo tras una operación de implante dental, que es casi imposible que pueda darse en un paciente. En concreto, desde el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid, cifran las posibilidades en una de casi cada 20.000 casos.

El cantante del grupo Ketama padece septicemia, una infección generalizada que se le ha extendido desde la boca hacia el resto de su cuerpo tras una cirugía a priori poco peligrosa como es un implante dental. Sin embargo, su estado de salud ha empeorado durante este jueves hasta el punto de que los médicos que lo atienden han decidido inducirle un coma para poder controlar la respiración del paciente, afectada tras la operación.

Esterilización y materiales peligrosos

En el caso de Antonio Carmona, el especialista en implantología bucodental Enrique Cash señala que no es fácil que se produzca una septicemia sin que haya algún déficit procedimental o en el material utilizado en la cirugía implantológica. “Una mala esterilización puede causar infecciones, aunque no es normal que se presente la septicemia”, señala.

Además, también recuerda que en la implantología es “importantísimo” utilizar materiales de calidad, que no puedan dar pie a este tipo de infecciones graves; así como la utilización de antibióticos para prevenirlas.

La septicemia, una plaga para la OMS

La septicemia, tal y como explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), se da cuando el sistema inmunológico –es decir, la forma en la que el cuerpo responde ante los organismos infecciosos- se sobrecarga y termina por no responder ante agentes extraños.

Lo más normal es que el problema inicial sea de carácter leve y comience en cualquier parte del cuerpo: una uña infectada o una herida mal curada en la mano pueden derivar en esta letal enfermedad. Es entonces cuando el sistema inmunológica se sobrecarga y termina desencadenando la septicemia.

Precisamente la OMS lleva advirtiendo en los últimos años de los peligros de la septicemia, que afecta anualmente a más de 20 millones de personas en todo el mundo y causa alrededor del 40% de muertes en esos casos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.