Víricö

Un residente admite que durante este periodo se acostumbran a estar "mal pagados y a los contratos precarios"

"El MIR nos enseña a 'guantazos' nuestros pésimos derechos laborales"


12 nov 2022. 13.50H
SE LEE EN 4 minutos
POR ROCÍO LÁZARO
La vocación por la medicina es algo que muchos facultativos muestran con orgullo. Sin embargo, no es razón para 'tragar' con cualquier tipo de situación que perpetre sus derechos. Asi lo afirma Julián Cabria, residente de Cirugía Ortopédica y Traumatología, que a través de sus redes sociales asegura que "los médicos son un colectivo manso" porque asume "con ‘vocación’ todos los fallos del sistema”.

Para Cabria, el principal motivo de esta situación son las condicones en las que trabajan y conviven diariamente durante los cuatro años de la residencia MIR. Y es que, para el residente en este periodo “aprendes a guantazos las peculiaridades de tus derechos laborales”, desde las guardias de 24 horas, “en muchos sitios sin librarlas y mal pagadas” a llevarte trabajo a casa “todos los días”.

El facultativo señala que durante los años de residencia también asumes que “estás ahí solo para trabajar y que tu formación es algo que tan solo te importa a ti”. “La residencia consta de una jerarquía férrea en la que compañeros quemados de más nivel te putean solo porque a ellos les putearon”, explica Cabria, que asegura que estos últimos se camuflan en la excusa de “así son las cosas”.


¿Cuáles son las condiciones del contrato MIR?


De este modo, el residente resume las condiciones con las que se encuentran hasta que llegan a médicos adjuntos, donde la situación “tampoco mejora”. "Llegamos a adjuntos acostumbrados a estar mal pagados, enlazando un contrato precario tras otros y viendo a demasiados pacientes en consulta", afirma, asegurando que una vez terminada la residencia "ya están habituados a trabajar por encima de sus posibilidades". "Al final no te queda otra que resignarte ante todas las putadas y explotación a la que te somete un sistema perverso mantenido por gente a la que no importas", insiste Cabria. 

Además, confiesa que ante esa situación "tampoco puedes quejarte". "Si te quejas, te dicen que eres un privilagiado y te preguntan dónde está tu vocación", critica el residente, que admite que "sabe que hay gente que está peor, pero eso no les quita el derecho a reclamar lo que es justo para la profesión". 

La opinión sobre la residencia MIR ha sido compartida por un centenar de facultativos, que señalaban que en ocasiones "por ser médicos parece que no tienes derecho ni a comer". "El sistema juega con el tipo de trabajo que tenemos", apuntan los médicos, afirmando que en otras profesiones "es fácil que llegue la hora de finalizar la jornada e irte, pero en su caso no te vas hasta que no ves al último paciente". 

Examen MIR 2023: listas provisionales


El Ministerio de Sanidad ha publicado el listado provisional de aspirantes admitidos al examen MIR. Un total de 12.251 aspirantes se citarán el próximo 27 de enero para la prueba junto con el resto de exámenes que conforman la Formación Sanitaria Especializada (FSE). En la pasada convocatoria, fueron 13.059 los solicitantes admitidos definitivamente al examen, por tanto, el MIR 2023, con datos provisionales, perdería 808 aspirantes. Asimismo, 1.167 opositores no han sido admitidos y podrán realizar la reclamación correspondiente, por lo que el número de aspirantes que finalmente podrán inscribirse al examen aún puede variar.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.