mié 22 mayo 2019. 16.43H
Europa Press

MADRID, 22 (Reuters/EP)

Los trabajadores expuestos a humos de soldadura tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón que aquellos que no están expuestos a los humos, independientemente de que fumen o estén también expuestos al asbesto, según ha evidenciado un estudio realizado por expertos de la Universidad de Utah (Estados Unidos), publicado en la revista 'Occupational & Environmental Medicine'.

Para el análisis actual, los investigadores examinaron datos de 45 trabajos publicados previamente en los que participaron aproximadamente 17 millones de personas. En general, todos trabajaron como soldadores tuvieron 43 por ciento más probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón.

Cuando los investigadores analizaron solo los datos de los estudios que explicaban la exposición tanto al fumar como al asbesto, la soldadura todavía se seguía asociando a un riesgo 17 por ciento más alto de cáncer de pulmón.

En todo el mundo, se estima que 110 millones de trabajadores están expuestos a humos de soldadura, ya sea como soldadores o como observadores. Los humos de soldadura se generan cuando los metales se calientan por encima de su punto de fusión y luego se vaporizan y condensan en partículas sólidas muy finas en el aire. La mezcla exacta de productos químicos en estos vapores puede depender del tipo de metales involucrados, el proceso de soldadura y el entorno laboral donde se realiza el trabajo.

Una limitación del estudio es que los investigadores carecían de datos para determinar si el riesgo de cáncer variaba según los diferentes procesos de soldadura, como la soldadura por arco con núcleo de flujo, la soldadura por arco de gas metal y la soldadura por arco de tungsteno con gas. Los investigadores tampoco sabían la duración de la exposición de los soldadores a los humos asociados con el cáncer.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.