Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Empresas > Tecnología

Un robot vence a 15 médicos en el diagnóstico de tumores cerebrales

Es un sistema de inteligencia artificial que ha sido entrenado durante diez años

Uno de los médicos especialistas durante la competición.
Un robot vence a 15 médicos en el diagnóstico de tumores cerebrales
Redacción
Miércoles, 04 de julio de 2018, a las 09:00
Un sistema robótico de inteligencia artificial chino ha ganado a un equipo de 15 médicos del país a la hora de diagnosticar tumores cerebrales y hematomas a pacientes enfermos, en un concurso organizado por el hospital Tiantan de Pekín.

Se trata de un robot al que le han puesto de nombre BioMind AI, y ha sido desarrollado por el centro de investigación en inteligencia artificial para desórdenes neurológicos de ese hospital y de la Universidad Capital Medical.


Nivel normal o superior en el diagnóstico humano



La inteligencia artificial no reemplazará a los profesionales sino que su función será similar a la de un GPS


En 15 minutos, el sistema realizó un 87 por ciento de diagnósticos correctos de un total de 225 casos, frente al 66 por ciento que logró el equipo de especialistas humanos.

No obstante, las tornas cambiaron en la predicción de hematoma cerebral: un 8 por ciento de aciertos, frente al 63 por ciento en el caso de los médicos. En ambas pruebas, el nivel de precisión humano fue calificado de normal “e incluso mejor que la media de precisión que se consigue en hospitales ordinarios”, según Gao Peiyi, responsable de Radiología del Tiantan Hospital.


Almacenamiento de imágenes


El robot ha sido entrenado durante los últimos diez años mediante el almacenamiento de decenas de miles de imágenes de enfermedades relacionadas con el sistema nervioso, lo que le hace capaz de diagnosticar enfermedades neurológicas comunes como meningioma y glioma con una tasa de precisión de más del 90 por ciento.

El vicepresidente del hospital, Wang Yongjun, ha señalado que lo importante no es quién salga ganador ya que “el concurso no pretende enfrentar a humanos con la tecnología, sino ayudar a los médicos a aprender y mejorar mediante la interacción” con ella.

El jurado de esta competición ha destacado que la inteligencia artificial no reemplazará a los profesionales sino que funcionará de forma similar al uso que un conductor le da a un GPS.