Lãberit distribuye en España, Portugal e Italia las lámparas ultravioleta-C de Sanuvox

Un estudio demuestra que la tecnología UV es el modo adecuado de asepsia


09 jul 2021. 15.30H
SE LEE EN 5 minutos
En un estudio reciente se ha demostrado la conveniencia del uso de las lámparas de luz ultravioleta C (luz germicida de 254nm) para garantizar la asepsia hospitalaria durante muchos años. Las pruebas han sido realizadas en los quirófanos, zonas de urgencias y habitaciones del Hospital Mutua Montañesa con la participación coordinada de la Dirección, el Área de Innovación y el Servicio de Mantenimiento del centro, Lãberit como encargada de suministrar los equipos de desinfección con ultravioleta-C Asept.2x de Sanuvox, y la empresa Fotoglass como responsable del estudio necesario para su correcta implantación y validación del efecto germicida.

La pandemia ha popularizado el uso de este tipo de dispositivos para conseguir en el menor tiempo posible la asepsia hospitalaria, ya que no sólo es el método más rápido, también uno de los más eficaces, como demuestra este estudio.

Existen situaciones en los que la desinfección debe ser muy eficaz y rápida como puede ser el uso de un quirófano tras un paciente infeccioso para un trasplante cardiaco, “En estos casos, te avisan cuando hay una posible donación y se debe actuar de inmediato. Se metieron las dos torres y en 20 minutos el quirófano estaba operativo", relata Guillén Grima, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública de la Clínica Universitaria de Navara, donde usan estos dispositivos desde 2018.

Además de la CUN, Lãberit ha distribuido estas lámparas en otros centros de renombre como la Fundación Jiménez Díaz en Madrid, del grupo Quirónsalud o en la empresa de servicios generales Eulen, además del Grupo Recoletas, Hospital Povisa, Hospital Quirón Pozuelo o el Hospital Clínica Benidorm, que acaba de ser galardonado con la Joint Comission.

Desinfección al 99,9% en corto plazo


En el caso del proyecto realizado en el Hospital Mutua Montañesa, su director, Javier Pérez de la Torre, ha manifestado estar muy satisfecho por los resultados, ya que se consiguieron tasas de desinfección superiores al 99,9 por ciento en tiempos muy cortos, 6-12 minutos por estancia. También, el director de Desarrollo de Gestión Sanitaria, Luis María Truán, ha recalcado que este tipo de tecnología es una apuesta clara por la prevención y la bioseguridad.

Para el desarrollo del estudio se han utilizado unos equipos ASEPT2x con más de dos años de uso. Realizándose pruebas radiométricas y microbiológicas con los microorganismos más prevalentes y problemáticos causantes de enfermedades del mayor número de enfermedades hospitalarias. Dichas pruebas se practicaron tanto en condiciones ideales en laboratorio como in situ en el hospital bajo la norma ASTM-E313518, que es la única norma internacional de validación de asepsia biológica.

Las conclusiones que arroja el estudio son las siguientes:

1. En las condiciones concretas de tiempo, distancias y número de posiciones, los equipos ASEPT.2X consiguieron altos niveles de desinfección con porcentajes de reducción bacteriana, mayoritariamente, superior al 99,9 por ciento, es decir, una reducción logarítmica bacteriana superior a tres. Siguiendo el protocolo de validación establecido en la normativa ASTM E3135-18.
2. En las condiciones concretas de tiempo, distancias y número de posiciones los equipos ASEPT.2X consiguieron alcanzar un grado de daño alto en el ARN del SARSCoV2 (a mayor daño del ARN mayor es la probabilidad de eliminar SARS-CoV-2).
3. El uso de dos dispositivos simultáneamente en la desinfección de espacios es un plus que introduce Lãberit. No se trata de una estrategia comercial sino un uso realmente inteligente de la tecnología que permite:
4. Disminuir los tiempos de desinfección para zonas con gran superficie
5. Se consigue aplique una dosis UVC superior en zonas concretas.
6. Permite que la luz reflejada llegue a desinfectar zonas de forma indirecta gracias a la alta potencia de las lámparas y el diseño de las torres.
7. La configuración máster-máster se considera la mejor elección, ya que permite el uso de los mismos de manera independiente, pudiendo colocar solo uno en las estancias de menor tamaño.
8. Gracias a la alta calidad de las lámparas y al diseño del equipo somos los únicos que actualmente somos capaces de obtener altos niveles de desinfección con luz reflejada.
9. Los equipos no requieren de mantenimiento y no es necesario cambiar las lámparas hasta pasados 3-4 años de funcionamiento.
10. Se consiguieron los mismos resultados in situ que los obtenidos en laboratorio en condiciones ideales, por lo que se puede concluir que son equipos plenamente fiables y que mantienen una altísima efectividad incluso tras dos años de uso, las lámparas de Sanuvox efectivamente tienen la misma efectividad durante las 17.000h de vida útil indicadas por el fabricante.

Con esas conclusiones, Nuria Pérez, biotecnóloga de Lãberit se muestra satisfecha y confirma que las lámparas “siguen siendo el mejor modo de conseguir asepsia biológica real en poco tiempo. Y eso es importante en un hospital donde los tiempos a veces son tan importantes”.

Concluye afirmando que “tras años de uso, las lámparas siguen siendo efectivas y eso convierte este producto en el aliado perfecto de las áreas de prevención de los hospitales”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.