Los teléfonos IP DECT permiten hacer llamadas de emergencia, contactar con el personal y asegurar un entorno higiénico

Snom optimiza las comunicaciones, elemento clave en el sector hospitalario


09 may 2022. 08.55H
SE LEE EN 5 minutos
La movilidad en centros médicos y hospitales es un hecho. La administración de medicamentos, la realización de exámenes o las visitas al laboratorio obligan al personal médico y de enfermería a estar en constante movimiento, desplazándose entre diferentes departamentos, plantas y, a veces incluso, hasta los domicilios de los pacientes. Del mismo modo, durante su jornada laboral, estos profesionales deben estar siempre localizables y disponibles, por lo que contar con un teléfono que les permita mantener una comunicación eficiente con el resto de personal y los pacientes es imperativo.

Snom, la marca mundialmente reconocida para la telefonía moderna en los sectores corporativo e industrial, se apoya en sus soluciones IP DECT para favorecer una comunicación bidireccional de calidad y simplificar la vida cotidiana del personal sanitario.

Como alternativa a los antaño populares buscapersonas o mensáfonos, que solo muestran una breve información básica en pequeñas pantallas, o incluso frente a los smartphones tradicionales y los teléfonos comunes de oficina, los dispositivos DECT inalámbricos de Snom permiten realizar llamadas de emergencia, contactar con el personal, sin importar donde se encuentre, y, todo ello, en un entorno en movimiento, cumpliendo además con los requisitos de higiene que imperan en este tipo de centros.

Y es que, sin importar la gran superficie que suelen ocupar los hospitales, los teléfonos Snom IP DECT suponen la opción ideal para contactar con el personal sanitario e indicarles, por ejemplo, la sala en la que se requiere su presencia. También, y en caso de emergencia, permiten la activación de una alarma -tan solo tocando un botón- así como opciones personalizadas como el modo no molestar (cuando el personal se toma un descanso o finaliza su jornada laboral) o fichar automáticamente la entrada o salida del trabajo y activar o desactivar el sistema telefónico.

De este modo, si un trabajador ausente recibe llamadas estas se desviarán automáticamente a otros compañeros que estén de servicio. Incluso los procesos cotidianos como la administración de medicinas y curas, se pueden optimizar con el uso de los teléfonos IP inalámbricos de Snom: pulsando la tecla de función correspondiente, los enfermeros pueden modificar el estado de un paciente. Esto significa que el tratamiento realizado se puede incluir automáticamente en el informe del paciente.

Asimismo, y para mejorar la localización de los sanitarios, los teléfonos IP DECT de Snom permiten realizar llamadas de emergencia con la ubicación precisa solo pulsando un botón o, gracias a la integración de balizas y etiquetas del tamaño de un chip, localizar los equipos móviles con gran precisión. Esto significa evitar la pérdida de tiempo que suponen actividades como buscar un kit de emergencia, instrumentos para medir ultrasonidos o tomar la tensión, sillas de ruedas o incluso camas para el transporte interno de pacientes.

Por otra parte, el uso de teléfonos IP DECT, balizas y etiquetas requiere una cobertura de señal excelente a través del edificio. Desafortunadamente, la instalación de redes telefónicas inalámbricas se complica a menudo debido a las condiciones estructurales. Con su solución monocelda y multicelda DECT, Snom crea las condiciones perfectas, incluso con condiciones arquitectónicas adversas.

Higiene, un aspecto crítico


La higiene es la base en un hospital y Snom lo tiene en cuenta en su teléfono IP DECT M90. Diseñado especialmente para ambientes donde la pulcritud es un factor crítico, es el primer teléfono inalámbrico del mundo con una cubierta antibacteriana, verificada según los estándares JIS Z 2801. Esto significa que el dispositivo no solo se limpia fácilmente con desinfectantes que contienen etanol, sino que no representa un ambiente favorable para bacterias y virus. El teléfono también cuenta con la certificación IP65 y es resistente a caídas de hasta dos metros, lo que, unido a un peso aproximado de 130 g, hacen que sea el compañero perfecto en la vida cotidiana del hospital.

Además de su superficie antibacteriana, el terminal M90 permite que, tan solo tocando un botón, el personal sanitario pueda informar al departamento de limpieza sobre qué habitaciones, salas o quirófanos están libres y se pueden limpiar. El personal de limpieza recibe automáticamente el aviso a través de su teléfono DECT y, tras realizar su labor, puede actualizar el estado de la habitación con la tecla de función correspondiente. Todo esto se puede configurar e implementar fácilmente y de forma simultánea en miles de teléfonos mediante el aprovisionamiento automático, de modo que sea posible su uso inmediato. 

En definitiva, con Snom la vida cotidiana en el hospital se puede optimizar de muchas maneras, sin grandes inversiones ni complejas tecnologías, y gracias a sus soluciones IP DECT modernas, que ofrecen el más alto nivel de seguridad, flexibilidad y accesibilidad con una gran fiabilidad.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.