20 de mayo de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:00
Empresas > Tecnología

Primera paciente que muere por las prótesis defectuosas de Traiber

La mujer falleció por "fallo multiorgánico en el postoperatorio inmediato" tras sustituirle uno de los citados implantes

Luis Márquez, gerente de Traiber.
Primera paciente que muere por las prótesis defectuosas de Traiber
Redacción
Jueves, 26 de abril de 2018, a las 15:00
El escándalo provocado por las prótesis defectuosas fabricadas por Traiber ya está teniendo consecuencias en los pacientes a los que se les implantaron. Entre ellas, el fallecimiento por “fallo multiorgánico en el postoperatorio inmediato” de una mujer de 83 años cuando le estaba siendo sustituido uno de los citados implantes en la cadera derecha en el Hospital Sant Joan de Reus.
 
Así lo indica el diario El País, que ha tenido acceso a un informe del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del centro sanitario que reseña este caso, que sucedió en 2017, al que se suma el de otra persona que sufrió la "amputación de la extremidad inferior a nivel de muslo dada la gran destrucción séptica del hueso alrededor del implante", proceso que se vio favorecido por la "patología vascular de base" que sufría el paciente.
 
En total, las prótesis defectuosas de Traiber han obligado a reoperar a 74 personas y eso solo en el Sant Joan de Reus, principalmente por "los intensos dolores y problemas de movilidad que sufrían los pacientes", según fuentes del hospital. En una docena de casos, los defectos de las prótesis se hicieron evidentes al ser retiradas, como cuando se observó "la rotura espontánea de la bandeja metálica tibial" o de tornillos.

Implicaciones

Tal y como indica el diario del Grupo Prisa, el caso ha tenido repercusiones políticas y en el sector sanitario. Por un lado está la supuesta implicación en el caso de dos cargos del Ayuntamiento de Reus, Teresa Gomis y Marc Arza, que, según la instrucción judicial, habrían presionado a médicos del Hospital de Reus para que utilizaran las prótesis de Traiber.

Por otro lado, una cincuentena de médicos fueron relacionados con Traiber, lo que llevó al juez del caso a interrogarles como investigados. Sin embargo, la mayoría de los facultativos fue exculpada. Solo cinco de ellos singuen siguen encausados, tres de ellos del Hospital de Reus y dos del Santa Tecla de Tarragona. Los primeros habrían recibido todo tipo de favores (viajes, cenas y regalos) de Traiber, mientras los otros dos no alertaron a las autoridades sanitarias cuando, meses antes de que estallara el caso, ya operaron a una paciente afectada por la mala calidad de las prótesis.