La compañía dará a conocer todos sus avances para mejorar y agilizar la asistencia médica en la conferencia ESOC

Philips presenta sus últimas soluciones para la atención integral del ictus


03 may 2022. 18.10H
SE LEE EN 7 minutos
Philips mostrará sus últimos avances en su conjunto de soluciones integradas para el tratamiento de pacientes con ictus en la Conferencia Anual de la Organización Europea de Accidentes Cerebrovasculares (ESOC 2022), que se celebra del 4 al 6 de mayo en Lyon (Francia). Con su conjunto de soluciones, Philips conecta la información, las tecnologías y las personas a lo largo del proceso de atención del ictus, lo que permite a los equipos de asistencia médica trabajar rápidamente y actuar con decisión, un factor clave para proporcionar el mejor tratamiento al paciente.

"Cada segundo cuenta para alguien que sufre un ictus, por lo que optimizar el flujo de trabajo en todo el proceso de atención supone la mejor oportunidad de mejorar los resultados", afirma Bert van Meurs, responsable de la unidad de negocio de Terapia Guiada por Imagen en Philips. "Con nuestras suites integradas, y mediante el uso de tecnologías validadas de inteligencia artificial y de la nube, podemos facilitar una atención más colaborativa con el fin de optimizar el proceso de atención del ictus desde el diagnóstico hasta el tratamiento", añade.


El ictus, principal causa de discapacidad


A nivel mundial, uno de cada cuatro adultos mayores de 25 años sufrirá un ictus a lo largo de su vida. El ictus es la principal causa de discapacidad y la segunda de muerte en todo el mundo. El 40 por ciento de las víctimas de un ictus experimentan discapacidades de moderadas a graves, mientras que otro 25 por ciento sigue sufriendo discapacidades leves.

La clave para mejorar los resultados de los pacientes con ictus es proporcionarles tratamiento lo antes posible. Los médicos en un entorno de emergencia de ictus están luchando contrarreloj y están bajo una intensa presión para tomar decisiones de tratamiento óptimas. A pesar del imperativo de la rapidez, los equipos médicos pierden actualmente un tiempo valioso debido a las lagunas en la comunicación, la información y el acceso a los expertos en ictus.


Soluciones para todo el proceso de atención al ictus


El paquete completo de Philips para accidentes cerebrovasculares incluye soluciones para la monitorización y comunicación de accidentes cerebrovasculares en ambulancias, la evaluación de pacientes con accidentes cerebrovasculares a distancia, el diagnóstico y la terapia guiados por imagen, la monitorización y evaluación neurológica, etc. Estas soluciones tienen como objetivo mejorar la confianza en el diagnóstico, reducir el tiempo de tratamiento y disminuir el riesgo de un segundo accidente cerebrovascular.

En el caso del ictus isquémico, la angiografía por tomografía computarizada (ATC) se utiliza para el análisis de los vasos sanguíneos y la perfusión por TC para la evaluación del tejido isquémico en términos de lo que es salvable (penumbra) y no salvable (núcleo del infarto). El sistema Spectral CT 7500 de Philips puede mejorar la capacidad de diagnóstico de los radiólogos al proporcionar una diferenciación mejorada de la materia gris y blanca, mayor calidad de imagen para la detección de hemorragias sutiles y puede ayudar en la detección del ictus isquémico a través de una mejor visualización de la anatomía vascular.

La suite Neuro de Philips se basa en el sistema de terapia guiada por imagen Azurion y ofrece los últimos avances en neurorradiología intervencionista, como el sistema SmartCT, líder en el sector, que proporciona una herramienta de visualización y medición en 3D para ayudar a los neurorradiólogos intervencionistas en el diagnóstico y el tratamiento, lo que les permite poner a los pacientes con ictus en tratamiento más rápidamente.

Philips también está integrando soluciones para el triaje y la gestión del ictus basadas en la nube y en inteligencia artificial a través de StrokeViewer -para el que colabora con Nico.lab- con el objetivo de mejorar los resultados optimizando el flujo de trabajo de los accidentes cerebrovasculares.


Estudio We-Trust


Para ayudar a acelerar el diagnóstico y el tratamiento del ictus, Philips patrocina el ensayo clínico We-Trust (Workflow optimization to reduce Time to endovascular Reperfusion for Ultra-fast Stroke Treatment). En este estudio se implementa un nuevo protocolo de obtención de imágenes en la sala de angiografía, denominado enfoque "Direct To Angio Suite", que permite que el diagnóstico y el tratamiento del ictus se realicen en el mismo lugar. El estudio comparará este enfoque con el flujo de trabajo convencional, que consiste en diagnosticar a los pacientes para su tratamiento en la sala de TAC o RMN, y luego trasladarlos a la sala de angiografía para su tratamiento.

"Un protocolo de transferencia directa a la sala de angiografía no sólo minimiza los tiempos de la atención al paciente y reduce la discapacidad a largo plazo, sino que también disminuye sustancialmente los costes asociados", explica Marc Ribó, uno de los investigadores principales del ensayo clínico We-Trust y miembro del Grupo de Investigación de Accidentes Cerebrovasculares del Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona.

"El modelo que hemos creado basándonos en los datos de un estudio clínico previo llevado a cabo en un solo centro, el estudio Angiocat, y los datos relacionados con los costes por resonancia magnética muestran un rápido retorno de la inversión en una angiosuite específica para el tratamiento de los pacientes con ictus en un flujo de trabajo “Direct To Angio Suite".


Telemetría a distancia tras un accidente cerebrovascular


Las irregularidades del ritmo cardíaco pueden provocar coágulos sanguíneos y aumentar el riesgo de ictus. Pueden multiplicar por cinco el riesgo, pero a menudo no se detectan ya que pueden ser asintomáticas y producirse con poca frecuencia. Por lo tanto, es importante registrar los detalles de las irregularidades, especialmente en los días y semanas posteriores a la terapia.

Philips ePatch es un pequeño y discreto sensor con un parche que se adhiere al esternón del paciente para obtener hasta 14 días de registro continuo de electrocardiogramas de alta calidad para un diagnóstico fiable. Philips también ofrece un servicio integral para ayudar a los médicos a desplegar el ePatch, permitiendo flujos de trabajo eficientes, mejorando la experiencia del paciente y proporcionando un sólido análisis de datos mediante el software Cardiologs de la compañía, basado en la nube y habilitado con IA.

Una nueva investigación que evalúa la telemetría cardíaca móvil ambulatoria (MCOT, sus siglas en inglés) como solución de primera línea para monitorización y diagnóstico a domicilio en pacientes con ictus criptogénico, determinó que un programa de monitorización continua de 30 días utilizando el parche de Philips BioTel Heart MCOT, seguido de un ILR, reduce el coste total por paciente con fibrilación auricular diagnosticada en aproximadamente 189.000 euros en comparación con la monitorización con ILR únicamente. El estudio también demostró mejoras en las tasas de detección de fibrilación auricular y en la reducción del riesgo de ictus secundario. Esta investigación refuerza las recomendaciones para la monitorización prolongada con ECG en esta población de pacientes.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.