Considera que “permiten obtener mayor productividad y mejor calidad”



21 abr 2014. 10.35H
SE LEE EN 12 minutos
Enrique Pita / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Más allá de equipos de alta tecnología para los centros sanitarios, GE Healthcare trabaja en la línea de desarrollar herramientas informáticas que mejoren la gestión y la eficiencia de los sistemas sanitarios. Tal y como ha explicado a Redacción Médica el presidente de GE Healthcare IT, Jan de Witte, estas nuevas tecnologías de la información y la comunicación abren dos áreas de transformación “que cambiarán el cuidado de la salud”. Por un lado, “permitirán que el sistema funcione como un sistema, facilitando que paciente esté en el centro”. En segundo lugar, permiten que los procesos sean más productivos y los análisis, más inteligentes.

¿Qué perspectiva tiene GE Healthcare de la realidad del sector sanitario en España?

En el sector sanitario creo que España refleja lo que vemos a lo largo del globo, es decir, el cuidado de la salud está bajo presión: debe ofrecer buena calidad con un alto nivel de seguridad del paciente y hacerlo de forma productiva. Esta presión no afecta solo a España; es decir, la situación macroeconómica ha sido complicada en España, pero también en el resto del mundo, y lo que vemos en los distintos sistemas sanitarios es que las necesidades en cuidados de la salud durante la próxima década va a crecer un 22 por ciento anual mientras que la capacidad de ofrecer cuidados de salud solo lo hará un 16 por ciento. Es decir, un sistema bajo presión necesita ofrecer más con menos recursos, necesita ser más productivo, y esto es algo que ocurre en todo el mundo, y sí, también en España.

Jan de Witte asegura que “muchos países europeos, entre ellos España, están migrando hacia sistemas integrados”.

Por eso consideramos que nuestro sector de tecnologías de la información aplicadas a la salud supone un mercado muy atractivo, ya que estas tecnologías son las que permitirán obtener mayor productividad y mejor calidad. Esto ya lo hemos visto en otras industrias. Hace veinte años el sector financiero estaba en esta situación y hoy usa las tecnologías de la información para ser más productivo que entonces.

¿Cree que las soluciones IT supondrán el principal mercado en el sector de cuidado de la salud?

Ya lo es a día de hoy. El mercado global de soluciones IT se acerca a los 30 billones de dólares. Hoy es tan gran grande como el mercado del resto de dispositivos para cuidado de la salud, y está creciendo a un ritmo de entre el 8 y el 10 por ciento anualmente, mientras que el mercado de equipos está creciendo el 1, el 2 o el 3 por ciento. Si bien a día de hoy son mercados similares, lo cierto es que el de las soluciones IT está creciendo rápidamente, mientras que el de equipos mantiene un incremento lento.

En realidad la reflexión es que los sistemas sanitarios han centrado su atención en las soluciones IT porque mejoran la productividad de los procesos y permiten afrontar análisis más inteligentes para adoptar mejores decisiones.

¿Cuál son las principales apuestas de GE Healthcare IT?

Esencialmente estamos centrados en cuatro áreas, y las cuatro están relacionadas con mejorar la productividad e incrementar la calidad de los cuidados de la salud.

La primera de estas áreas está enfocada a mejorar los flujos de trabajo en áreas como la cardiología, oncología o cuidados intensivos, entre otras. Son tecnologías que ayudan a mejorar la eficiencia de los procesos y apoyan la calidad de la atención al paciente.

En segundo lugar, hablamos del área de gestión de la salud de la población. Son sistemas que, a nivel nacional o regional, ayudan a los gobiernos en este sentido. Como ejemplo podemos tomar el caso de la Comunidad Valenciana, donde el Gobierno quiere identificar a los pacientes diabéticos y monitorizarlos. Este tipo de soluciones son una de las herramientas más importantes para conseguir una mayor sostenibilidad de los sistemas sanitarios.

“Los costes caerán al tiempo que la calidad aumenta”.

La tercera área está relacionada con la gestión financiera. La realidad hoy es que muy pocos sistemas sanitarios y hospitales entienden los costes del cuidado de la salud. Esta situación no es comparable con otras industrias, en las que incluso es impensable, como es el caso de la automoción, en la que todo el mundo sabe cuál es el coste de fabricar un coche. En el sector salud muy poca gente entiende lo que cuesta hacer ciertas actividades o cómo mejorar los costes, y es por eso que hemos situado la gestión de los costes entre nuestros pilares.

Por último, el cuarto eje es el de la gestión de operaciones de los hospitales. Ayudamos a los hospitales a trabajar en la metodología Lean en el campo de la gestión del flujo de pacientes, entre otros aspectos.

En términos generales, ¿cómo benefician estas soluciones a los sistemas sanitarios occidentales?

Los sistemas sanitarios occidentales están liderando la transformación hacia un modelo de cuidados más integrado. El problema en los sistemas sanitarios es que a menudo la mano izquierda no sabe lo que hace la derecha. Es decir, en un centro un médico realiza unos análisis o una tomografía computarizada a un paciente hoy y mañana ese mismo paciente va a otro hospital y le hacen las mismas pruebas.

En Europa hay muchos países, y España es uno de los que lidera esta tendencia, comenzando a cambiar su sistema sanitario hacia uno en el que existan conexiones entre las distintas áreas. Un buen ejemplo de este cambio es la implementación de un sistema de tratamiento de la imagen en la Comunidad Valenciana que permite intercambiar información para hacer un mejor uso de las inversiones y para potenciar la colaboración entre profesionales médicos para así mejorar la toma de decisiones.

Como decía, hay muchos países en Europa que están migrando hacia estos sistemas más integrados con el apoyo de empresas que desarrollan tecnologías de la información y la comunicación.

Habla de los beneficios para el sistema en su conjunto, pero ¿cuáles serían los beneficios para los profesionales y los pacientes?

Si tuviera que ir a un hospital a tratarme un cáncer me gustaría estar seguro de que el mejor médico es parte del equipo de diagnóstico, y si las tecnologías de la información pueden hacer que mi escáner sea leído por un especialista que trabaja a miles de kilómetros, mucho mejor para mí. Esto puede salvar mi vida, pero además ayuda al sistema a tomar mejores decisiones.

Solo un apunte. Se sabe que en Radiología hay un 40% de diagnósticos que, o bien no son del todo exactos, o bien contienen algún error, por lo que existe al menos un 40% de margen de mejora. Las tecnologías de la comunicación permiten colaborar, compartir y hacer mejores análisis para el cuidado de la salud.

“España es un gran mercado en el que la gente sabe cómo optimizar procesos”.

En segundo lugar, todos los médicos quieren tomar las mejores decisiones para sus pacientes, y nuestra experiencia es que si les damos las herramientas adecuadas, van a colaborar para conseguirlo. Entre nuestras tecnologías de la información hay herramientas, como el visor universal que hemos instalado en la Comunidad Valenciana, que mejoran el interface y que permiten una mayor productividad de los profesionales.

En este sentido, las estadísticas dicen que los radiólogos pasan más de dos horas diarias uniendo la información. Nuestro sistema para que toda la información de un paciente esté en un único lugar reduce esta pérdida de tiempo. Es decir, los médicos tienen la capacidad de ver la información de forma más correcta, lo que genera mayor calidad en la atención a los pacientes y, además, les  hace más productivos en el uso de la tecnología.

En un sistema sanitario como el español, ¿es viable compartir imágenes entre distintos servicios de salud autonómicos?

La respuesta es sí, sin duda. En primer lugar, en el proyecto de la Comunidad Valenciana vamos a conectar toda la región, pero también vamos a tener otros productos en la nube que permiten que cualquier doctor, incluso a través de un email, envíe una imagen a otro médico que trabaje en otro sistema.

Lo que es importante es que GE es un gran proveedor de sistemas abiertos. Es muy importante que nuestra imagen use un estándar para que pueda ser leído por otros sistemas y que nuestro sistema pueda leer imágenes de los dispositivos de Siemens, Philips, etc.

¿Cómo pueden transformar este tipo de soluciones la forma de prestar atención sanitaria?

Hay dos grandes elementos de transformación que cambiarán el cuidado de la salud. En primer lugar, estas soluciones permitirán que el sistema funcione como un sistema, facilitando que el paciente esté en el centro. Así, los médicos podrán colaborar alrededor del paciente, y tener más cerebros al servicio del paciente es mucho mejor.

El segundo elemento de cambio es que el software permite procesos más productivos y análisis más inteligentes. Toda la industria va a entrar en esta transición y se va a invertir mucho dinero en este tipo de herramientas. Usar tecnologías informáticas para unir los datos de forma que se puedan adoptar mejores decisiones para los pacientes. Ambos elementos unidos ofrecerán mayor calidad y productividad, y los costes caerán al tiempo que la calidad aumenta.

“Internet ha cambiado la forma de interactuar, pero no ha tenido mucho impacto en la industria”

¿España es un buen mercado?

Creo que es un gran mercado. A día de hoy es, económicamente, un mercado inestable, pero he trabajado con España desde hace quince años en el campo de la salud y es un mercado en el que hay una muy buena mentalidad industrial. España tiene buenas industrias, la gente entiende cómo optimizar procesos.

Por ejemplo, nuestro proyecto en Valencia, que es una de las iniciativas líderes en Europa, es una inversión de país o de una parte del país en tecnologías de la información para lograr mejoras en distintos procesos para permitir el flujo de información y la colaboración. Este tipo de proyectos se han implantado en otras industrias, como la automoción o los servicios financieros, y ahora llegan al sector sanitario. España, que como ya he dicho es un país con una buena mentalidad industrial y que además necesita mejorar su sistema sanitario, está liderando la aplicación de las nuevas tecnologías en el cuidado de la salud. Esto concierte a España en un mercado muy atractivo para GE Healthcare.

¿En qué consiste el negocio de internet industrial?

Es una estrategia global de General Electric que implica a toda la compañía y de la que el sector Healthcare toma parte. El consumo en internet ha cambiado totalmente la forma de interactuar de la población: desde las redes sociales a nuevos modelos económicos. Sin embargo, todavía no ha tenido mucho impacto en la industria. En este sentido la visión y la inversión de GE se concentra en desarrollar nuevas tecnologías a través de internet que puedan conectar máquinas inteligentes dentro de la industria, es decir, que puedan obtener información que permita hacer optimizar las operaciones.

En el caso de la división Healthcare es igual. Desarrollamos sistemas que permiten obtener las imágenes que toma un equipo de Tomografía Computarizada y permite compartirlas de forma que se obtengan mejores análisis.

GE está combinando este concepto de internet industrial con su perspectiva tradicional, tanto en el desarrollo de equipos como de software. Para ponerlo en marcha hemos instalado un centro de excelencia en Silicon Valley en el que trabajamos en el desarrollo de herramientas informáticas para la atención sanitaria.

ENLACES RELACIONADOS:
Vea la entrevista completa

Luis Campo, presidente de GE Healthcare España: “Obviar el factor precio sería una temeridad” (23/03/14)

GE Healthcare lanza un programa para disminuir las dosis de radiación en los hospitales (06/03/14)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.