La trombectomía periférica, "fantástica" incluso en casos extremos

"Es poder tratar al paciente en 24 horas con muy poco riesgo", explica el cirujano vascular Luis de Benito

Luis de Benito, jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Fundación Alcorcón.
La trombectomía periférica, "fantástica" incluso en casos extremos
lun 14 octubre 2019. 11.20H
Este domingo, 13 de octubre, se ha conmemorado el Día Mundial de la Trombosis, que tiene como objetivo reducir la mortalidad y la discapacidad causadas por esta patología. En cuanto a su tratamiento, que ha tenido importantes avances en los últimos años gracias a las nuevas tecnologías, el actual y más efectivo es la trombectomía. Luis de Benito, jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Fundación Alcorcón, explica en una entrevista con Redacción Médica las ventajas de las tecnologías que se utilizan en este campo.

Entre ellas se encuentra el sistema de trombectomía periférica AngioJet, para el que de Benito segura que es "fantástico incluso en los casos más extremos". Este sistema aplica una intervención mínimamente invasiva que fragmenta y elimina físicamente la totalidad o parte de los trombos sanguíneos que se han formado en las arterias o las venas. La intervención ayuda a restablecer rápidamente el flujo de la sangre, reduce la cantidad y la duración de los tratamientos farmacológicos.

"Para nosotros este dispositivo es la diferencia entre el día y la noche", indica el facultativo, para añadir que "es poder tratar al paciente en veinticuatro horas con un riesgo muy aceptable". "El objetivo de este tratamiento no es tanto disolver esos coágulos, sino evitar las consecuencias a largo plazo en la trombosis venosa. Con el tratamiento tradicional, el paciente mejora en los primeros, pero la enfermedad sigue su curso y las complicaciones a largo plazo se producen aparentemente con mayor frecuencia que si usamos estos dispositivos", añade.


Síntomas y formas de prevención


Luis de Benito explica los síntomas de la trombosis venosa, que son "dolor e hinchazón de la pierna", aunque a veces "son muy inespecíficos o son muy comedidos". "Incluso hay pacientes que pueden tener una trombosis venosa y pasar inadvertida. El abanico de síntomas es muy diverso, pero lo que más nos va a orientar para hacer el diagnóstico es el dolor y la hinchazón en la pierna", apunta.

Para prevenirla, hay que tener en cuenta que hay situaciones que favorecen que aparezca una trombosis venosa, "como tener varices, fracturas o tener que estar en la cama mucho tiempo", para las que la medida preventiva es la heparina. "Pero a la persona que está andando tranquilamente eso es muy difícil de prevenir. En esos casos se recomienda una vida activa y sana".

El jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular manifiesta que los tratamientos para la trombosis "están avanzando mucho" y que el mayor avance son estos dispositivos de trombectomía venosa. "Con una adecuada selección de los pacientes, hemos comprobado que la trombectomía farmacomecánica tiene un resultado inmediato excelente y, probablemente, un mejor resultado a largo plazo, con un riesgo aceptablemente bajo para el paciente".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.