La tecnología para apnea de Philips mejora la adherencia más de 6 horas

La Unidad de Sueño del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria ha presentado estos resultados

Juan Sanabria, CEO Philips Ibérica.
La tecnología para apnea de Philips mejora la adherencia más de 6 horas
lun 15 abril 2019. 18.45H
La Unidad de Sueño del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria con su proyecto de telemonitorización de apnea del sueño en el que colabora Philips, empresa líder en tecnología de salud respiratoria, ha conseguido que la adherencia media de los pacientes sea de 6,4 horas al día cuando la adherencia media suele oscilar entre cinco y seis horas.

“Es una revolución, un dato que no está publicado en la literatura todavía”, reconoce Mikel Azpiazu, responsable del Laboratorio Virtual de Sueño del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria, que presentó los resultados del proyecto durante la XXVII Reunión Anual de la Sociedad Española de Sueño (SES) que se ha celebrado este fin de semana en la capital alavesa.

Con esta solución de salud conectada, fueron telemonitorizados unos 700 pacientes en el hospital vitoriano con el objetivo final de mejorar esa adherencia al tratamiento, durante el año pasado. Según Azpiazu, “normalmente se pide que el paciente sea adherente al menos cuatro horas al día, hecho que hemos alcanzado en el 91 por ciento de los pacientes, y lo más importante, hemos conseguido que la adherencia media sea de más de 6 horas en el 63 por ciento de los pacientes”.

"Revolución" en el tratamiento



"Este sistema permite controlar un gran volumen de pacientes con dos personas, un médico y un monitor"


Por su parte, Carlos Egea, jefe de la Unidad de Sueño de la OSI Araba y a su vez presidente de la Reunión Anual de la SES, ha puesto en valor lo conseguido con esta iniciativa pionera. Una asistencia digital que ha provocado un cambio de modelo en la relación entre el profesional y el paciente que sufre apnea del sueño.

“Ha supuesto una auténtica revolución, un cambio en la manera de tratar y además con un beneficio claro hacia los pacientes”, apunta Egea. Este beneficio se traduce en una mayor adherencia, un mayor cumplimiento o una menor presión, “algo que ha dado conocimiento a nuestra forma de trabajar y ha cambiado y revolucionado nuestra forma de actuar”, señala.

Pero lo más importante es la optimización de recursos que supone para cualquier hospital como explica Azpiazu. “Este sistema nos permite con dos personas, un médico y un monitor, controlar un gran volumen de pacientes”, asegura.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.