Prueban la eficacia del uso de agujas de cuatro milímetros



14 sep 2015. 13.01H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción. Madrid
Un estudio reciente ha probado que el uso correcto de técnicas específicas para la inyección de insulina se asocia con mejora inequívoca del control de la glucemia en un periodo mínimo de tres meses.

La investigación, publicada en Journal of Clinical and Translational Endocrinology, recoge como primer autor a Giorgio Grassi, y como último al especialista Kenneth Strauss. En ella, los autores han concluido que, en efecto, el entrenamiento en esas técnicas para el uso adecuado de la inyección insulínica periódica en enfermos de diabetes, incluyendo el uso de jeringuillas especiales de 4 milímetros, “está asociada con mejoría en el control de la glucosa, mayor satisfacción con la terapia, mejor y más sencilla práctica de inyección y menores posibilidades de consumo de insulina después de un periodo de solo tres meses”.

El trabajo ha partido de una muestra de 346 pacientes insulinodependientes que se hubiesen administrado la sustancia por vía venosa durante al menos cuatro años, y se ha llevado a cabo en 18 centros de salud localizados en el norte de Italia.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.