Especialistas vasculares coinciden en su eficacia y eficiencia, dando seguridad y evitando reingresos

IVUS, la tecnología de imagen que trata lesiones "en toda su extensión"
De izquierda a derecha: Manuel Miralles, Ángel Flores, Alejandro Rodríguez Morata y Luis Franco.


19 dic 2022. 08.00H
SE LEE EN 7 minutos
El uso de la tecnología IVUS, es decir, de la adquisición de imágenes por ultrasonido intravascular, supone un definitivo y eficiente paso hacia delante en el sector salud. Es una de las principales conclusiones que han analizado los expertos que han participado en el debate ‘Beneficios Clínico-Económicos del uso de IVUS en Cirugías Endovasculares’ organizado por Redacción Médica, con la colaboración de Philips. El dispositivo, cuyo objetivo primordial es mejorar la práctica clínica beneficiando a las personas involucradas en la asistencia sanitaria, ha sido tema de central del evento celebrado en el plató de Redacción Médica.

Debate completo en las instalaciones de Redacción Médica:
"Beneficio Clínico-Económico del uso de IVUS en Cirugías Endovasculares".


El IVUS supone para el especialista una nueva manera de enfrentarse a las patologías. Una tecnología que supone “un cambio de paradigma” en el sector sanitario, según explica Manuel Miralles, jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Politécnico La Fe de Valencia.

Luis Franco destaca las cinco ventajas de utilizar la tecnología IVUS.

En esa dirección, Luis Franco, cirujano del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Lucus Augusti de Lugo, detalla los “múltiples” beneficios que, según los especialistas, refleja el uso del IVUS en la sanidad: “Nos da una información directa del vaso en cuanto a la geometría y tipo de placa, con lo que nos puede ayudar a elegir la terapia más adecuada, a identificar los síndromes compresivos venosos”. Franco añade que el dispositivo también ofrece el diámetro real del vaso que se está tratando, obteniendo así mejores resultados, ya que consiguen adecuar los balones o stent a ese diámetro más real. “Nos permite tratar la lesión en toda su extensión”, ha remarcado el especialista.

“El IVUS viene a ser un parámetro de control de calidad. Con esta tecnología vemos perfectamente si el procedimiento que hemos llevado a cabo sobre la patología arterial o venosa es de calidad”, ha argumentado Alejandro Rodríguez Morata, jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Quirónsalud de Málaga y presidente del Capítulo de Cirugía Endovascular de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (Seacv).

Ángel Flores, cirujano especialista del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital de Toledo, y Manuel Miralles, jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Politécnico la Fe (Valencia).



"Debemos tener y utilizar la tecnología IVUS en el Sistema Nacional de Salud"



Ángel Flores: “El IVUS debería ser obligatorio en ciertas
patologías”.

Es por ello que Ángel Flores, cirujano del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital de Toledo, y también participante del debate organizado por Redacción Médica, tilda de “máximos” los beneficios que el uso del IVUS implica. “Te permite entender muchas veces qué es lo que está ocurriendo cuando estás haciendo un tipo de tratamiento”, matiza Flores, remarcando que dicha herramienta “se debe tener y se debe usar”.


Abogan por un uso obligatorio en ciertos casos


En patologías como las disecciones aórticas, piden que el IVUS se utilice de manera generalizada. Luis Franco apunta a que, sin el uso de esta tecnología, para realizar el diagnóstico o para comenzar a tratar la enfermedad, la cantidad de contraste que se necesita es bastante mayor. Para el especialista es “fundamental” su uso en el territorio venoso intraabdominal, no tanto para tratar, sino para “llegar” al diagnóstico. Mismo criterio comparte Ángel Flores, que incide en que uno de los beneficios del dispositivo es que ofrece la información que el médico necesita para saber qué está ocurriendo en el vaso, qué se está haciendo y qué se ha hecho.

Manuel Miralles: “El IVUS nos puede incluso ayudar a cambiar de decisión”.

Otro de los puntos a tener en cuenta de la adquisición de imágenes por ultrasonido intravascular es el guiado y la precisión que conlleva su uso. Además, permite al especialista, incluso durante la misma intervención, cambiar la decisión de colocar en una u otra zona del vaso sanguíneo el stent. “Tiene una influencia clara sobre la toma de decisiones”, indica Miralles.

No obstante, además de incidir en el sistema intraoperatorio del IVUS, el propio Miralles remarca el “sistema pionner” que tiene incorporado: “Permite bajo visión directa de ecografía ver exactamente dónde está la luz y volver a entrar en el camino correcto”. Esto, apunta el especialista, es uno de los “grandes avances” que se ha dado con la tecnología IVUS.


El paciente, el “gran beneficiado”


El IVUS, al ser una tecnología tan precisa, facilita llevar a cabo intervenciones más eficaces. Es un beneficio que repercute de manera directa en el paciente, pues le evita nuevos reingresos en los centros hospitalarios, pero también agiliza la labor del Sistema Nacional de Salud (SNS). Es decir, que, con intervenciones más eficientes, el propio sistema sanitario puede derivar sus recursos a otras áreas más necesitadas, puesto que, si bajan los reingresos, el SNS estará capacitado para hacer frente a otros problemas.

Alejandro Rodríguez Morata, jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Quirónsalud de Málaga y presidente del Capítulo de Cirugía Endovascular de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (Seacv), y Luis Franco, cirujano especialista del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Lucus Augusti de Lugo.



"Con este dispositivo evitaremos reintervenciones y reingresos de nuestros pacientes"



“Puede evitar reintervenciones, y evitar reintervenciones permite ahorrar costes, pero también ahorrar el problema que supone volver a ingresar otra vez al paciente. Aunque consideremos ese proceso mínimamente invasivo, supone el esfuerzo de volver a ingresar y a intervenir a ese paciente. Y ese proceso, tiene costes también para el paciente”, recalca Ángel Flores.

Miralles coincide en que esta tecnología “aumenta” la precisión en los procedimientos, y eso, “lógicamente” repercute en el beneficio del paciente. Un avance del que no solo se beneficia el paciente. El profesional sanitario también gana con la implantación del IVUS: “Prácticamente anula la necesidad de utilizar radiaciones ionizantes. Esto repercute directamente en el bienestar del paciente, pero también en el beneficio de las personas que practicamos estos procedimientos”.


Menor exposición a la radiación


Alejandro Rodríguez Morata: “El IVUS ahorra radiación tanto al paciente como al profesional”.

Rodríguez Morata señala en “la importancia” de ahorrar radiación tanto para el paciente como para el médico. Es por ello que incide en la implantación de la adquisición de imágenes por ultrasonido intravascular. “Ahorra muchísimo contraste yodado, y eso es básico. Se minimizan los procedimientos de una forma magistral. Por ejemplo, en un aneurisma de aorta sabemos con mucha más precisión cuánto mide el calibre, por lo que somos capaces de hacer procedimientos muy rápidos y seguros para el paciente”, señala el especialista. Y eso, añade, genera menos complicaciones, de modo que el IVUS es una herramienta “totalmente necesaria” para la mayor parte de intervenciones que se llevan a cabo.

Uno de los instantes del debate.

Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.