19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

El ocaso empresarial de la 'Steve Jobs' de la biotecnología

Su firma de laboratorios, Theranos, recorta más del 40% de plantilla ante la controversia de sus métodos clínicos

Elizabeth Holmes, consejera delegada de Theranos.
El ocaso empresarial de la 'Steve Jobs' de la biotecnología
vie 07 octubre 2016. 09.10H
Redacción
El laboratorio estadounidense Theranos, en dificultades desde la controversia suscitada acerca de la fiabilidad de sus métodos de análisis de sangre, cerrará sus centros de pruebas clínicas y Wellness Center, lo que supondrá la eliminación de 340 empleos en Arizona, California y Pensilvania, lo que equivale a algo más del 40 por ciento de la plantilla de la empresa. Una decisión que se produce "después de varios meses" valorando las fortalezas y debilidades de la compañía, que buscará crear una nueva estructura de negocio en torno al modelo "que mejor se alinea" con sus valores y misión.

En una carta abierta, la consejera delegada de la firma, Elizabeth Holmes, que llegó a ser comparada con Steve Jobs ante el vertiginoso crecimiento de Theranos, explicó que la compañía volverá su atención integral a su plataforma 'miniLab', que busca comercializar laboratorios automáticos en miniatura con particular énfasis hacia grupos de población vulnerables, incluyendo oncología, pediatría y cuidados intensivos.

El cierre de sus laboratorios de pruebas clínicas permitiría a Holmes continuar al frente de Theranos junto "a un nuevo equipo ejecutivo" con vistas a lograr los permisos de las autoridades federales y establecer alianzas comerciales. La ejecutiva, comparada en numerosas ocasiones con el creador del universo Apple, tiene prohibido por las autoridades médicas de EEUU operar o gestionar laboratorios después de la investigación realizada sobre los fallos en los métodos de prueba de Theranos, que cuestionan la fiabilidad de sus test.

Más de 4.000 millones de patrimonio

Holmes, de 32 años, fundó Theranos en 2003 mientras estudiaba en la Universidad de Stanford y llegó a alcanzar un patrimonio valorado en 4.500 millones de dólares (4.010 millones de euros) en 2015 ante el vertiginoso éxito de sus métodos, que permitían un sensible abaratamiento y aceleración de los plazos de realización de los test clínicos.

Sin embargo, a raíz de una investigación realizada por 'The Wall Street Journal' en el otoño del año pasado, las autoridades estadounidenses detectaron deficiencias en la fiabilidad de dichas pruebas, que desembocó el pasado mes de julio en la imposición de sanciones y la revocación de licencias, así como en la prohibición de que Holmes gestione laboratorios durante dos años.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.