Sus 40 miembros analizan la creación de una Comisión Permanente de la e-Salud



13 abr 2015. 12.53H
SE LEE EN 3 minutos
Javier Barbado. Madrid
La reciente aprobación del big data en el Parlamento de Cataluña (denominado VISC+ en esta comunidad autónoma) no casa bien con los planteamientos que baraja el Consejo Asesor del Ministerio de Sanidad para almacenar y gestionar la información de índole sanitaria en el Sistema Nacional de Salud (SNS), y, por ello, ése será uno de los asuntos que se aborden en el primer pleno del año de este órgano que, como advirtió a finales de la semana pasada Redacción Médica, ya tocaba convocar, pues no se producía tal circunstancia desde los dos últimos meses de 2014.

Miembros del Consejo Asesor el día de su constitución, en 2012, cuando ostentaba la cartera de Sanidad Ana Mato.


De acuerdo con fuentes del Consejo, “el proyecto del VISC+ ha levantado resistencias y preocupaciones entre sus integrantes que merecen una atención prioritaria en el próximo pleno, ya que una cosa es manejar grandes cantidades de información, algo que está muy bien, y otra distinta es identificar quién accede a ella y cómo la utiliza, pues el uso de datos sin mecanismos de seguridad resulta muy peligroso”.

“Resulta imprescindible saber quién gestiona la información y qué datos se aportan, pues no es lo mismo modular información a efectos estadísticos que acceder a los datos puros y duros de las historias clínicas”, han recalcado.

Otros de los asuntos por revisar en el pleno del miércoles apuntan a un ámbito genérico pero muy trabajado y puesto a punto por los componentes del Consejo Asesor: la atención integral y continuada (AIC) de la asistencia incluida su extensión sociosanitaria en áreas específicas como, por ejemplo, la oncológica. “Hemos recabado trabajos y aportaciones tanto de especialistas muy renombrados como de hospitales punteros”, han subrayado las fuentes consultadas, que también han señalado a la enfermera gestora de casos como uno de los ejes estratégicos más relevantes que se prevé desarrollar.

En este sentido, el órgano ministerial ha recibido sugerencias e investigaciones por parte del Consejo General de Enfermería (CGE), entre otros organismos.

Baremo de daños sanitarios

Por otra parte, la tercera de las principales líneas de trabajo que se analizan en el pleno de esta semana apunta al baremo de daños sanitarios, que lo fijan los miembros del Consejo Asesor y se postula como un complemento (no una alternativa) del que regula las secuelas de salud por accidente de tráfico recién aprobado en Consejo de Ministros.

Por último, se baraja incluir asimismo en la reunión la propuesta llevada a cabo en octubre de 2014 acerca de la creación de un Comité Permanente para la e-Salud. “Más allá de su diseño conceptual, se busca la gobernanza, en el Sistema Nacional de Salud, de los sistemas de información y comunicación, que todavía es precaria, pues hace falta unificar los términos, estandarizar los procedimientos y homogeneizar las fuentes de información y la gestión de los datos”, han añadido.

ENLACES RELACIONADOS:

El Consejo Asesor frena sus reuniones presenciales por "austeridad obligada" (10/04/2015)

Juan Iranzo, fuera del Consejo Asesor de Sanidad (01/02/2015)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.